El gobernador de Sao Paulo y precandidato presidencial para las elecciones presidenciales de octubre, Joao Doria, reiteró este martes estar «arrepentido» de haber respaldado la candidatura del mandatario Jair Bolsonaro en los comicios de 2018, pero admitió que no se equivocará «otra vez» este año.

«Me equivoqué. Asumo mi error. No voy a equivocarme otra vez», señaló Doria, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, centro-derecha), en un encuentro con corresponsales extranjeros en Sao Paulo.

Doria, quien dejará la Gobernación de Sao Paulo el próximo 31 de marzo para adentrarse en la campaña electoral, se postula como una tercera vía en un Brasil polarizado entre Bolsonaro y el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, sus principales adversarios políticos.

El gobernador del estado más industrializado y poblado de Brasil, sin embargo, cuenta con apenas un 2 % de intención de voto, pero confía en aumentar su popularidad en los próximos 7 meses y para ello tiene previsto emprender una gira por todo Brasil que comenzará en el nordeste, fortín electoral de Lula.

Doria evitó aclarar a quien apoyaría en una eventual segunda vuelta en las elecciones de este año, pero recalcó que una victoria de Bolsonaro o de Lula sería un «desastre» para Brasil tanto en términos económicos como sociales.

«Voy a combatir el populismo de extrema derecha como combatí el populismo de extrema izquierda», declaró.

Sobre su línea política, el también empresario y periodista se declaró como un «liberal» con acento «social», a favor de prácticas de protección social, de seguridad pública y medio ambiente, entre otras.

Cuestionado sobre posibles coaliciones de cara a los comicios, Doria afirmó que debe haber un entendimiento «entre partidos, no entre candidatos» y no descartó eventuales conversaciones con el exjuez y precandidato Sergio Moro, quien fue ministro de Bolsonaro tras condenar a Lula y dejó el Gobierno enemistado con el mandatario.

En Suiza las investigadoras contribuyen de manera importante al progreso científico. Presentamos a algunas de ellas.

«Moro no puede ser descartado de un entendimiento», afirmó Doria, aunque admitió que el exmagistrado no es bien visto en el mundo de la política.

El PSDB de Doria ha cerrado por el momento una alianza con dos partidos de centro-derecha, el MDB y União, lo que implica que una de las siglas deberá retirar a su candidato de la carrera electoral antes de los comicios.

(EFE)

Comentarios Facebook