El presidente Nicolás Maduro aseguró este viernes que su administración tiene como reto fundamental «mejorar la calidad del contenido histórico» que se imparte en los distintos niveles del sistema educativo.

«Si nos preguntamos hacia dónde debe ir todo el conocimiento producido en este Congreso, el primer lugar donde tiene que impactar, pero de inmediato, tiene que ser en el sistema educativo de Venezuela y mejorar la formación de los maestros, las maestras, los profesores, las profesoras y los contenidos de los programas que se le dan a nuestros niños, niñas y jóvenes», sostuvo el mandatario en el acto de clausura del XVI Congreso Nacional y III Internacional de Historia.

En sus dichos, los contenidos actuales aún tienen un «impacto colonizador y de dominación» muy grande en formación. Por ello defendió que con las modificaciones que se realicen, el país puede aspirar «a tener una generación mejor preparada, de una espiritualidad más genuina y profunda, de una conciencia anticolonialista, antiimperialista, independentista más firme».

Maduro precisó que este viraje no estará circunscrito solamente a los centros de educación formal, sino que se pretende educar al «pueblo en general» por medio de la difusión de los discursos, documentos y conclusiones del recién finalizado Congreso de Historia a través de «medios, calles y paredes».

A su juicio, además de las adecuaciones a los materiales de enseñanza y la modificación del enfoque de los contenidos que se imparten a partir de los postulados de la historia insurgente, descolonizadora y rebelde, es necesario impulsar el debate «en elementos clave de la interpretación histórica«, en el cual las redes sociales «son dominantes y determinantes».

«Dice el profesor Ignacio Ramonet [que] son la quinta edad comunicacional de la humanidad. Ramonet dice eso. Yo le creo (…). Ya las redes sociales son dominantes y el que no dé el combate en las redes sociales, se convierte en un dinosaurio», argumentó el mandatario.

Así las cosas, el debate, que calificó de «pertinente» y «hermoso», debe trasladarse a redes sociales como Tik-Tok, con piezas elaboradas por jóvenes estudiantes relativas a temas como el colonialismo o la descolonización; personajes como Simón Bolívar, Guaicaipuro, Negro Primero, Andresote, Luisa Cáceres de Arismendi y eventos históricos como el bicentenario de la batalla de Pichincha y el encuentro entre José de San Martín y Simón Bolívar.

«Una de las fuerzas y de las virtudes de esta nueva época histórica y una de las garantías de continuidad del proceso de liberación de América Latina y del Caribe en el siglo XXI está en la doctrina correcta sobre la historia, en adoptar el concepto de la historia insurgente descolonizadora, y desde allí construir un discurso político pertinente, esperanzador, transformador de cada país», aseveró.

Antes de formular estas indicaciones, Maduro comentó que la humanidad está entrando «en una nueva época desde el punto de vista comunicacional, cultural y político» que se aceleró con el conflicto en Ucrania, razón por la cual Venezuela no podía quedarse detenida frente a los cambios.

«Los acontecimientos que hoy sacuden al mundo con los nazis de Ucrania han acelerado muchos elementos de lo que va a ser inevitablemente la composición de un nuevo mundo: un mundo multipolar, multicéntrico; un mundo de los pueblos. Sin lugar a dudas, vendrá el tiempo del mundo de los pueblos», sentenció.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook