Una vacuna india contra la COVID-19 resistente al calor genera una fuerte respuesta inmune contra diferentes variantes, según un estudio. 

La vacuna resistente al calor que se está desarrollando en la India y que no necesita almacenamiento en cámara frigorífica ha generado una fuerte respuesta de anticuerpos contra diferentes variantes del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, incluidas delta y ómicron, indica una investigación publicada recientemente en Viruses.  

La investigación, en la que participan investigadores de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO) de Australia, evaluó la eficacia de muestras de sangre de ratones vacunados contra las principales variantes del coronavirus y resultó que los animales a los que se les administró el fármaco indio tienen un alto nivel de anticuerpos contra la COVID-19. 

“Nuestros hallazgos sugieren que las formulaciones monoméricas son adecuadas para los próximos ensayos clínicos en humanos de fase I y que hay potencial para aumentar la eficacia con la adaptación de la vacuna para mejorar las respuestas contra las variantes emergentes”, señalaron los investigadores. 

La vacuna en desarrollo, del Instituto Indio de Ciencias (IISc) en Bangalore y la empresa emergente de biotecnología Mynvax, puede resistir temperaturas de almacenamiento de 37 °C durante cuatro semanas, y una temperatura de ebullición del agua de 100 °C durante 90 minutos. 

(HispanTV) 

Comentarios Facebook