Francia seguirá enviando armas a Ucrania, declaró el portavoz del Gabinete de ministros de Francia, Gabriel Attal.

«Seguiremos realizando todas las iniciativas útiles para intentar poner fin [a la operación especial]. Esto significa que, por un lado, continuaremos nuestra ayuda a Kiev, tanto humanitaria, como suministros de armamento de defensa», dijo por el canal CNews.

París también seguirá presionando a Rusia por medio de las sanciones, pero también mantendrá diálogo con Moscú. Además, Francia se plantea ser garante de seguridad en Ucrania.

Numerosos países condenaron la operación militar que Rusia lanzó el pasado 24 de febrero en Ucrania y activaron varias baterías de sanciones individuales y sectoriales que buscan infligirle a la economía rusa el mayor daño posible en un intento de presionar a Moscú para que detenga las hostilidades.

Por primera vez las restricciones incluyen la desconexión parcial de Rusia del sistema de transacciones bancarias internacionales SWIFT, el bloqueo de las reservas internacionales de su Banco Central y, en el caso de países como Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido y Australia, el embargo sobre la importación de petróleo ruso.

La Unión Europea aprobó ya cinco paquetes de sanciones en relación con la operación militar rusa en Ucrania, y la última tanda apunta contra sectores clave de la economía de Rusia como los de carbón, combustibles fósiles sólidos y alimentos, entre otros.

Según la base de datos Castellum.AI, Rusia es ahora el país más castigado por las sanciones, por delante de Irán, Siria, Corea del Norte y Venezuela. Desde mediados de febrero pasado se activaron más de 6.900 nuevas medidas restrictivas en relación con Rusia, en adición a las más de 2.750 que ya estaban en vigor.

(Sputnik)

Comentarios Facebook