El presidente de Colombia, Iván Duque, se manifestó sobre el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, respecto a su disputa marítima con Nicaragua, y aseguró que su Gobierno no permitirá que ese país centroamericano limite sus derechos en el mar Caribe.

«Mi Gobierno, hasta el próximo 7 de agosto [fecha en que culmina su mandato], continuará en la tarea superior de evitar que Nicaragua limite o pretenda limitar los derechos de Colombia», dijo Duque desde la isla de San Andrés, en un video publicado en la cuenta de Twitter del mandatario.

El presidente añadió que es obligación del Gobierno defender la soberanía del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y los Cayos y su población.

Más temprano el 21 de abril, la CIJ dictaminó que Colombia debe cesar la interferencia en aguas del Caribe que se consideran por el tribunal como zona económica exclusiva de Nicaragua.

Según el documento, al interferir en actividades de pesca y de investigación científica marina de los barcos con pabellón o licencia nicaragüense, y al autorizar actividades pesqueras en la zona económica exclusiva de Nicaragua, Colombia «violó los derechos soberanos y la jurisdicción de la República de Nicaragua en esta zona marítima».

El caso fue iniciado en 2013, cuando Nicaragua presentó las reclamaciones, según las cuales Bogotá supuestamente habría violado el derecho internacional por no haber aplicado un fallo de ese tribunal del 19 de noviembre de 2012.

Para Nicaragua, Colombia ha incumplido la sentencia, que le otorgó soberanía a Bogotá sobre siete cayos, pero concedió a Managua las aguas que rodean dos de ellos.

Duque aseguró en su declaración que la CIJ acogió la contrademanda presentada por su país en contra de Nicaragua y rechazó la pretensión de Managua que afirma que Colombia estaba incumpliendo el fallo de 2012.

Por otro lado, afirmó que, según el fallo, la Armada Nacional «podrá continuar haciendo presencia y ejerce el derecho a la libre navegación y sobrevuelo en el área», y dijo que los límites de la Nación solo pueden modificarse a través de un tratado ratificado por el Congreso.

«En ningún caso la presencia de la Armada es amenazante como lo pretendió Nicaragua desde el inicio del proceso, dicha petición fue rechazada en el fallo de excepciones preliminares que se presentó en el 2016, la Corte reconoció el derecho de Colombia a navegar libremente en el área para luchar contra los delitos transnacionales y el narcotráfico, desde un comienzo esa fue la posición de la defensa de Colombia y fue lo que la corte reiteró el día de hoy», dijo el jefe de Estado.

La Corte no aceptó la pretensión de Nicaragua de que Colombia fuera condenada a pagar una indemnización y también rechazó el intento de ese país de que el caso se mantuviera abierto hasta que Bogotá garantizará el cumplimiento del fallo del 2012, añadió Duque.

Finalmente, el presidente colombiano recordó que su país inició conversaciones con Nicaragua desde 2012, con el objetivo de buscar una alternativa no litigiosa y en consonancia con el derecho internacional, pero Managua cerró las puertas al diálogo en 2014.

«Colombia siempre ha estado dispuesta a solucionar las diferencias por las vías pacíficas y diplomáticas en todas estas ocasiones [pero] Nicaragua antes y después del fallo del 2012 no ha permitido avance alguno», aseguró Duque.

Las audiencias de Colombia y Nicaragua ante CIJ por los derechos soberanos en el mar Caribe finalizaron en octubre pasado.

(Sputnik)

Comentarios Facebook