El parador en corto venezolano Miguel Rojas recibió un pelotazo en la cabeza en el partido ante los Washington Nationals, a pesar de que la bola impactó en su casco, el venezolano se mantuvo un momento en el suelo pero no fue nada grave.

Mediante el encuentro entre Marlins y Nats, cuando se jugaba la parte alta de la séptima entrada, con corredor en la segunda base sin out y el juego empatado a una carrera, Rojas se preparaba para efectuar un toque de sacrificio cuando su casco protector fue golpeado por el lanzamiento de Patrick Corbin.

El venezolano se quedó en el suelo tocándose la zona donde le pegó la bola y esperando la atención del trainer del equipo, que afortunadamente dio el visto bueno para que el criollo continuara en el terreno de juego.

(El Fideo)

Comentarios Facebook