La Fuerza Aérea de Turquía se niega a participar en las maniobras Tiger Meet de la OTAN debido a las diferencias con Grecia, informó el periódico ‘Sabah’. 

Se precisa que la disputa ocurrió cuando Grecia, donde se celebrará los próximos ejercicios militares, impuso adiciones al reglamento técnico de las maniobras, que, según el medio «fueron dirigidos contra Turquía». 

«Decidió negarse a participar en los simulacros porque Grecia manipulaba las maniobras en concordancia con sus intereses políticos», indica la nota. 

Según el medio, Turquía ya notificó a Grecia su decisión de no participar en los ejercicios. 

Anteriormente se informó que los cazas turcos F-16 debían tomar parte en las maniobras en Grecia que se celebrarán del 9 al 22 de mayo. 

Grecia y Turquía mantienen una disputa por sus fronteras aéreas. 

Las aguas territoriales de Grecia en el Egeo se extienden a seis millas, mientras que el espacio aéreo a 10 millas. Grecia acusa constantemente a Turquía de incursiones en su espacio aéreo. 

Ankara no reconoce las 10 millas del espacio aéreo alrededor de las islas griegas, considerando que la franja se limita a seis millas, como las aguas territoriales. 

En 1995, durante la ratificación de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) por el Parlamento griego, Ankara aseguró que si Atenas extendía sus aguas jurisdiccionales en el mar Egeo de las 6 millas náuticas hasta las 12, lo consideraría una violación de su soberanía y eso se convertiría en un casus belli, motivo para declarar una guerra. 

Desde entonces estos dos países de la OTAN no pueden acordar las zonas marítimas, y sus relaciones se siguen agravando. 

En 2020 ambos países estuvieron al borde de un conflicto armado tres veces, y tuvo lugar una movilización general de las fuerzas armadas griegas. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook