Las cadenas de comida rápida cada vez se vuelven más nocivas y peligrosas para la salud. No se trata solo de los altos contenidos de grasas saturadas, aditivos químicos, conservantes y demás, sumados a los azúcares de las bebidas gaseosas, todos estos factores de riesgo para el bienestar humano; ahora además, “sin querer” cambian la materia prima, y lo que antes era pollo, ahora puede no serlo.

 

En el barrio de Wilmingon, en California, EE.UU., Devorise Dixon fue víctima de este “descuido”. Y es que tras recibir su pedido en una reconocida cadena de comida rápida, descubrió la silueta de un animal, pero no precisamente pollo.

 

Con cola de rata, rostro de rata, cuerpo de rata, un vocero trato de decir que no era lo que parecía, pero no alcanzó a relacionarla con ninguna parte del pollo. Dixon subió un video de la rata a su Facebook y en poco tiempo se viralizó.

 

“Me di cuenta de que parecía muy duro y grasoso y me hizo mirarlo. Al mirar hacia abajo, vi que se trataba de la forma de una rata con una cola”, comentó junto a la publicación.

 

Además, se sumaron a esta denuncia muchas personas que relataron experiencias similares con la misma franquicia, lo que deja muy mal parados a los responsables de la salubridad de estos establecimientos.

 

(LaIguana.TV) 

POLLO-C.jpg

 

Comentarios Facebook