Mediante un comunicado emitido este miércoles, el Gobierno de Rusia ha anunciado imponer sanciones contra 31 empresas de Europa, el Reino Unido, Estados Unidos y Singapur en el marco de su respuesta a las “acciones inamistosas” de los países occidentales.

Entre las compañías sancionadas por Moscú están las sucursales europeas de Gazprom, incluyendo a todo el grupo Gazprom Germania GmbH y sus filiales, que desde el 4 de abril, según un orden del Ministerio de Economía y Clima de Alemania está bajo el control de la Agencia Federal de Redes alemana. Además, está en la lista la empresa polaca EuRoPol GAZ S.A., que controla el tramo polaco del gasoducto Yamal-Europa.

Las medidas punitivas impuestas por Moscú implican la congelación de los derechos a las acciones y valores, así como de los pagos de dividendos, y se prohíbe toda transacción con esas entidades. Solo el Ministerio de Finanzas ruso tiene la facultad de conceder una autorización temporal para determinadas transacciones con las empresas sancionadas.

Desde el 24 de febrero y el inicio de la operación militar rusa en Ucrania, EEUU, la Unión Europea (UE) y sus aliados, han aplicado varios paquetes de sanciones financieras y comerciales contra funcionarios rusos, incluidos el presidente Vladimir Putin y el canciller Serguéi Lavrov.

En respuesta, Moscú adopta medidas recíprocas, dice para defender de alguna manera su economía ante las graves sanciones. Ante esta coyuntura, los expertos alertan de una severa crisis económica a nivel global.

(HispanTV)

Comentarios Facebook