El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) denunció este martes el asesinato de cuatro personas en el resguardo indígena de Peña Alta, lo cual constituye la masacre número 40 en Colombia durante el transcurso de este año.

La organización señala que tres indígenas pertenecientes al pueblo Embera Dobida y un hombre afrocolombiano fueron asesinados en la zona donde operan grupos armados irregulares, como el Clan del Golfo.

Las autoridades no han precisado la identidad de las cuatro víctimas encontradas en el área de la Séptima División del Ejército perteneciente al municipio Alto Baudó, en el departamento de Chocó, ubicado al noroeste del país.

El incidente ocurrido el pasado 13 de mayo provocó el desplazamiento de una buena parte de la comunidad indígena hacia el Consejo Comunitario Afro de Chachajo, el cual se localiza en las inmediaciones del lugar de los hechos.

Por su parte, las Autoridades Indígenas del Chocó precisan que cerca de 50 familias indígenas fueron desplazadas en el Chocó, lo cual significa alrededor de 207 habitantes de las comunidades de Embera Dobida y Biakirude.

De igual forma, rechazaron de manera categórica el lamentable incidente mientras manifestaron que “violan todo tipo de derechos humanos y alteran la tranquilidad y armonía de las familias indígenas”.

La Defensoría del Pueblo ha registrado un aumento en las últimas semanas del número de secuestros, reclutamientos forzados y asesinatos perpetrados a raíz de los enfrentamientos entre los diferentes grupos armados irregulares.

(teleSUR)

Comentarios Facebook