La caída de la economía rusa no será tan grave como podría resultar gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno, afirmó el ministro de Finanzas de Rusia, Antón Siluánov.

«Sí, viviremos un descenso de la economía. Sí, por supuesto, nuestra economía no puede dejar de reaccionar a todas estas restricciones, pero no será tan grave como podría resultar si el Gobierno no adoptara las medidas de apoyo adecuadas», dijo el titular.

Recordó que las autoridades ya han comenzado a levantar las restricciones impuestas como respuesta de emergencia, en particular, se han suavizado las condiciones de las transferencias de divisas de los ciudadanos al extranjero.

El jefe de Finanzas aseguró que Rusia es capaz de soportar cualquier nueva restricción de otros países y continuará aplicando sus propias políticas para apoyar a sus ciudadanos, empresas y economía.

La soberanía financiera, resaltó el ministro, es la base de la independencia de la política exterior y económica del país y prometió reforzarla en el futuro. Al mismo tiempo, el titular precisó que la soberanía no significa el aislamiento del Estado.

«No podemos decir que nos cerraremos y levantaremos muros. La soberanía financiera es, ante todo, seguridad y estabilidad frente a diversos tipos de influencias externas. Así que tenemos que estar preparados para este tipo de influencias externas», declaró Siluánov.

Numerosos países condenaron la operación militar que Rusia lanzó el pasado 24 de febrero para «desmilitarizar» y «desnazificar» Ucrania, y activaron varias baterías de sanciones individuales y sectoriales que buscan infligirle a la economía rusa el mayor daño posible.

Decenas de empresas anunciaron desde finales de febrero la decisión de suspender sus negocios en y con Rusia.

Por vez primera, las sanciones estipulan la desconexión parcial de Rusia del sistema SWIFT y la paralización de las reservas internacionales de su Banco Central.

Según la base de datos Castellum.AI, Rusia es ahora el país más sancionado del mundo, por delante de Irán, Siria y Corea del Norte. Desde el 24 de febrero pasado se activaron más de 7.700 nuevas medidas restrictivas.

(Sputnik)

Comentarios Facebook