El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, adelantó este miércoles que pedirá a funcionarios estadounidenses que su Gobierno inicie durante la Cumbre de las Américas una nueva política a nivel regional sin hegemonía, injerencismo ni imposiciones.

Durante su habitual rueda de prensa desde el Palacio Nacional, el jefe de Estado abordó nuevamente la intención ya expresada por la Casa Blanca de excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la cumbre, prevista para celebrarse en junio próximo en la ciudad de Los Ángeles.

Manifestó que “la Cumbre podría ayudar a iniciar una política nueva y le tengo confianza al presidente (Joe) Biden. Creo que él podría dar este paso y hacer atrás toda esa política anacrónica, injusta, de subordinación, de falta de respeto a la independencia, a la soberanía de los pueblos”.

Puntualizó que se referirá a ese tema durante la reunión por videoconferencia que sostendrá en la tarde de este miércoles con el exsenador Christopher Dodd, designado asesor especial de la Cumbre de las Américas por la Casa Blanca.

Se prevé que al encuentro asistan de manera presencial el embajador estadounidense en México, Ken Salazar, y el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Durante el intercambio con la prensa, AMLO afirmó que “es necesario un cambio en la política exterior del mundo. Ya no es posible seguir, en el caso de América, con la Doctrina Monroe ni con la consigna de que ‘América para los americanos’, ni mantener las pugnas que se originaron durante la Guerra Fría”.

Subrayó que el momento actual a nivel hemisférico no debe caracterizarse por la hegemonía, el injerencismo y las imposiciones, sino por las relaciones de amistad, cooperación y unidad de los pueblos.

Argumentó que “es un tiempo de oportunidad y de recoger lo mejor en las relaciones de Estados Unidos con los países de América”, y de procurar una reconciliación sin confrontación y con pleno respeto a la diversidad política, la idiosincrasia y al carácter independiente de cada país.

«Tengo ese sueño de que en Los Ángeles nos unamos todos los países de América y ese punto de vista ya no es solo nuestro porque otros gobiernos lo están planteando. Creo que Biden podría iniciar esta nueva etapa y convertirse en el conductor de esa nueva política», enfatizó el mandatario mexicano.

Con anterioridad, AMLO manifestó que no asistirá a la Cumbre si Washington no invita a Cuba, Nicaragua y Venezuela. En igual sentido se pronunciaron el presidente de Bolivia, Luis Arce, y las naciones de la Comunidad del Caribe (Caricom).

(teleSUR)

Comentarios Facebook