Este viernes 20 de mayo el embajador de nuestro país ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, aseveró que las medidas coercitivas impuestas por los Estados Unidos contra determinadas naciones, son un arma de destrucción masiva.

El funcionario indicó que actualmente Washington lleva a cabo una guerra económica contra 8 países africanos, promoviendo de esta manera la hambruna mundial.

«La crisis alimentaria es inminente y amenaza en primer lugar a África. EEUU hace guerra económica contra 8 países africanos promoviendo la hambruna mundial. Las medidas coercitivas son un arma de destrucción masiva», escribió el embajador en su cuenta de Twitter.

El tuit fue acompañado por un reciente discurso emitido por él ante la plenaria de la ONU. En el mismo el funcionario señala lo siguiente: «Muchos países pueden contribuir a aumentar la estabilidad de la seguridad alimentaria internacional, si se les permitiera desarrollar a plenitud sus capacidades. Venezuela es un ejemplo. El continente africano es otro ejemplo».

«África es uno de los continentes más vulnerables en la crisis actual y, al mismo tiempo, posee un enorme potencial productivo que puede liberarse en las condiciones apropiadas. Sin embargo, ese es un plan imposible bajo la opresión de las medidas coercitivas», continuó Moncada.

«La realidad es que hoy en África existen al menos 8 países incluidos en la lista de medidas unilaterales de coerción, impuestas ilegalmente por el gobierno de los Estados Unidos de norteamérica. No es posible promover la lucha contra el hambre y al mismo tiempo castigar las economías de los países más vulnerables, para obtener ventajas geopolíticas», acotó.

Por último, el embajador recalcó que «tampoco es posible pretender manifestar preocupación por la seguridad alimentaria, cuando al mismo tiempo se desconoce la alimentación como un derecho humano inalienable».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook