El empresario venezolano Carlos Urbano Fermín, quien habría pagado sobornos a la prófuga de la justicia venezolana Luisa Ortega Díaz, fue condenado por un tribunal de Miami (Estados Unidos) a cinco años de libertad condicional.

Según reportó The Associated Press (AP), Urbano admitió el año pasado haber pagado cerca de un millón de dólares en sobornos a un “fiscal de alto rango” para evitar “cualquier investigación sobre los extensos tratos de su empresa constructora con Pdvsa (Petróleos de Venezuela)”. Pese a que el funcionario no se menciona en los documentos judiciales, la agencia de noticias develó en 2021 que se trata de Ortega Díaz.

AP agrega que Urbano Fermín “agradeció al Gobierno de Estados Unidos por proporcionar un refugio seguro que le ha permitido evitar el destino de su hermano, quien está encarcelado en Venezuela desde 2017 por lo que él considera cargos falsos”.

En este orden de ideas, AP afirma que el juez Robert Scola, “tomó la inusual medida de sellar procedimientos judiciales normalmente abiertos en los que se discutieron detalles de la cooperación del acusado”.

De su lado, la exfuncionaria -que no ha sido imputada por las autoridades estadounidenses- divulgó el año pasado un comunicado para deslindarse del caso. “Ortega, el exfiscal general, no ha sido acusado, pero anteriormente dijo que las acusaciones de soborno eran un intento infundado del gobierno de Maduro para obligar a una confesión del hermano encarcelado de Urbano Fermín y empañar su reputación”, agrega AP.

(LaIguana.TV)

Luisa Ortega Díaz y Carlos Urbano Fermín

Comentarios Facebook