El doctor en filosofía política y analista Miguel Ángel Pérez Pirela manifestó que observa con preocupación las elecciones presidenciales en Colombia, que se llevan a cabo durante este domingo 29 de mayo, porque la vida del candidato de izquierda Gustavo Petro podría peligrar ante las altas posibilidades de resultar ganador en los comicios.

Así lo indicó durante una entrevista con Óscar Schémel, presidente de la encuestadora Hinterlaces y quien conduce el programa «Análisis situacional» transmitido por Globovisión, donde explicó que un posible atentado contra Petro es producto de planes magnicidas de la oligarquía colombiana, la misma que inspiró a la oposición venezolana a fraguar planes para asesinar al presidente Nicolás Maduro. Pérez Pirela recordó el libro «Un juramento sagrado» del exsecretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, donde se exponen dichos planes.

Según Pérez Pirela, Colombia es cabeza de playa no solo contra Venezuela sino contra todo el subcontinente. Al respecto, señaló que desde hace más de diez años realiza estas advertencias cuando publicó, en colaboración con Luis Britto García, los libros «La invasión paramilitar operación Daktari» y «La cuestión colombo-venezolana». Pérez Pirela además indicó que dichas advertencia se han venido verificando con el paso del tiempo. «De Colombia salen los magnicidios, los golpes de Estado que se dan aquí, la cocaína, los paramilitares, los soldados que van a luchar como mercenarios en Afganistán, Siria y Ucrania», explicó.

Por otro lado, aseveró que Álvaro Uribe Vélez, expresidente colombiano y quien fue confeccionado como una antítesis del expresidente Hugo Chávez, ha secuestrado a Colombia, que dejó de ser una «pseudodemocracia de la oligarquía bogotana para convertirse en una pseudodemocracia de las oligarquías de las provincias y [Iván] Duque está catalogado como el peor presidente de la historia de Colombia porque le quitó al país su socio comercial más importante, que es Venezuela, bloqueó las fronteras y eso lo está pagando en ‘cash’ el uribismo».

Finalmente, Pérez Pirela opinó que Gustavo Petro debería considerar suspender mítines políticos y resguardarse ante las amenazas de muerte recibidas, que lo obligaron a presentarse rodeado de escoltas con escudos para protegerse de ataques.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook