Los países miembros de la Unión Europea han acordado la noche de este lunes un paquete de sanciones contra Rusia, anunció el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

«Un acuerdo para prohibir la exportación de petróleo ruso a la UE. Esto cubre de inmediato más de dos terceras partes de las importaciones de petróleo de Rusia, cortando una enorme fuente de financiación para su maquinaria de guerra», escribió el político en su cuenta de Twitter.

En un tuit posterior, Michel señaló que las sanciones contra Moscú no se limitarán al embargo petrolero e incluirán «otras medidas duras: la desconexión del banco ruso más grande, Sberbank, la prohibición de tres emisoras rusas estatales más y las sanciones contra individuos responsables de delitos de guerra en Ucrania».

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, confirmó el acuerdo y afirmó que la decisión «efectivamente cortará cerca del 90 % de las importaciones del petróleo de Rusia a la UE para finales de año».

Según von der Leyen, el plan, que fue acordado en Versalles (Francia), prevé también «eliminar […] lo antes posible» la dependencia de la UE de otros recursos energéticos rusos, el gas y el carbón. Para alcanzar este objetivo, el bloque debe ahorrar energía, diversificar sus importaciones de combustible e invertir masivamente en energías renovables, señaló la política. Asimismo, precisó que se prevé un financiamiento adicional de 300.000 millones de euros. De esta suma, 225.000 millones se destinarán a préstamos de recuperación y resiliencia, 45.000 millones se gastarán en la cohesión económica, 7.500 millones servirán para subvenciones al desarrollo rural y 3.000 millones serán para innovación. Asimismo, 20.000 millones de euros conformarán la reserva de estabilidad del mercado.

(RT)

Comentarios Facebook