En fechas recientes, fueron recordadas unas declaraciones del político neogranadino Rodolfo Hernández -quien espera obtener la Presidencia de Colombia midiéndose en una segunda vuelta electoral contra Gustavo Petro- cuando dijo pocos años atrás que las mujeres venezolanas eran «fábricas de hacer chinitos (niños) pobres».

En febrero de 2019 Hernández fue interrogado, durante una rueda de prensa, acerca de la atención médica brindada a los venezolanos en el Instituto de Salud de Bucaramanga (Isabu), ciudad de la que era alcalde en ese entonces. Su respuesta fue que la entidad no poseía recursos para atender a nuestros connacionales por tratarse de personas pobres.

«Ellas no costean nada, todo lo cubrimos nosotros y los partos que han tenido son como 400 al año, son una fábrica para hacer chinitos (niños) pobres», dijo en 2019.

El 11 de febrero de ese mismo año, Hernández fue consultado en el medio neogranadino LA FM por sus palabras en dicha ocasión, lejos de retractarse, se mantuvo de acuerdo con el señalamiento. «Es realidad, yo no he visto que ningún rico se venga a pie desde San Cristóbal o San Antonio a limpiar parabrisas en los carros, es pura gentecita pobre, que traen sus carros, unas vienen embarazadas, otras las embarazan aquí, además esa presencia masiva ha aumentado las cifras de sífilis y de sida. Entonces, es una manera de ver la vida, siempre digo la verdad, y no me gusta echarle labial, colorete y polvos a la verdad», aseveró.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook