Los militares de Rusia destruyeron una base de mercenarios extranjeros en la provincia de Járkov, declaró el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov. 

«Los misiles de alta precisión lanzados desde el aire destruyeron una base de mercenarios extranjeros en la región de Avdeevka en la provincia de Járkov», dijo Konashénkov. 

En total, continuó, desde el inicio de la operación militar, fueron inutilizados 198 aviones, 130 helicópteros, 1.180 drones, 337 sistemas de misiles antiaéreos, 3.503 tanques y otros vehículos blindados de combate, 506 lanzacohetes múltiples, 1.859 piezas de artillería de campaña y morteros, así como 3.545 vehículos militares especiales. 

El pasado 24 de febrero Rusia lanzó una operación militar especial en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitaban ayuda frente al genocidio por parte de Kiev. 

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según el presidente ruso, Vladímir Putin, es «la desmilitarización y la desnazificación» de Ucrania. 

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook