El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, se pronunció por crear un consenso entre las fuerzas progresistas que desean una transformación para el país suramericano, con el objetivo de buscar propósitos comunes y efectuar reformas sociales.

En entrevista con el portal Cambio, la primera desde que fue electo presidente en las pasadas elecciones del 19 de junio, Petro habló de una serie de temas urgentes que atenderá en cuanto inicie su mandato este 7 de agosto.

Respecto a los cambios que se propone su próximo Gobierno, Petro plantea romper con los sectarismos, tanto de derecha como de izquierda, para lo cual hay que hablar con todo el mundo y construir acuerdos.

Admitió que es necesario hacer acuerdos para sacar adelante una agenda de reformas y que es posible que algunos de sus aliados se molesten con las coaliciones que deberá formar para sacar adelante su plan legislativo.

El sectarismo en Colombia lleva a la violencia, sostuvo el mandatario electo, líder de la coalición de centro izquierda Pacto Histórico.

«Lo que hemos logrado, y hay una conversación que ya está planteada con Álvaro Uribe Vélez, hay otra planteada con Rodolfo Hernández, es básicamente construir un clima que yo llamaría de paz, de diálogo, sin pensar en unanimismos, porque eso no va a existir nunca en una sociedad humana», dijo.

En la conversación, el presidente electo habló de su potencialmente tensa relación con militares y policías, de su plan de paz integral, de una audaz propuesta que le hará a Estados Unidos para modificar la aplicación de la extradición.

Para el próximo jefe de Estado colombiano, el Acuerdo Nacional se tiene que generar en unos espacios que no son propiamente los parlamentarios, que son sociales, donde también hay política, obviamente.

«Esos espacios en primerísimo lugar a mí me gustaría que fueran los regionales. Para encarar de entrada el conflicto. Porque el conflicto que tenemos hoy tiene unas especificidades regionales, no se puede tramitar homogéneamente a nivel nacional», añadió.

Sobre la pacificación del país, Petro adelantó que le he pedido a la Iglesia católica que establezca los canales para un proceso de paz integral en Colombia.

«Integral significa que no es simplemente con lo que aún hoy se considera insurgencia. Sino abierto a todo lo que signifique uso de armas ilegales. Bueno, eso lo vamos a oficializar. Creo que la Iglesia católica hoy debe jugar un papel fundamental en la construcción de la paz de Colombia”, sostuvo.

Sobre la normalización de las relaciones con Venezuela, Petro sostuvo que la frontera es su principal preocupación y ve posibilidades reales de desarrollar esa región económicamente.

«Cúcuta no es un pueblo andino alejado del mar. Cúcuta es un pueblo costero. Está a una hora del mar. Solo que el mar está al otro lado. ¿Entonces, cómo es que no aprovechamos eso para industrializar el territorio? O sea, por nuestras dificultades políticas entre naciones no se aprovecha de una ventaja territorial enorme que hay ahí», explicó.

Petro también propuso detener la extradición a Estados Unidos de personas que se acojan a un eventual proceso de «desmantelamiento pacífico del narcotráfico».

La medida dependerá de «una negociación con los Estados Unidos y a lo mejor ellos no quieren. O sí», agregó.

(teleSUR)

Comentarios Facebook