Este lunes 27 de junio el presidente de la República, Nicolás Maduro, informó que, producto de la onda tropical número 11 y de los procesos de calentamiento global, a partir del día miércoles 29 y durante cinco días se producirán en el territorio nacional fenómenos atmosféricos que generarán abundante lluvia y viento.

«Producto de la onda tropical número 11 y los procesos de calentamiento global y de condensación, a partir del miércoles y durante 5 días, jueves, viernes, sábado, domingo, lunes, e incluso el martes, vamos a tener sobre el territorio venezolano una confluencia de fenómenos atmosféricos y vamos a tener abundante lluvia y viento», señaló el jefe de Estado, durante la entrega del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, edición número 80.

«He mandado a preparar y a alertar a Protección Civil, a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y a todos los organismos de prevención, bomberos, etcétera, para 5 días difíciles de lluvia y de viento, a partir del miércoles que viene. Así le digo al pueblo de Venezuela. Todo el mundo a tomar sus medidas preventivas», agregó.

En este sentido, el Primer Mandatario llamó a la ciudadanía a estar alerta y preparada, pues al país se avecinan unos días lluviosos muy fuertes, generados por la referida onda tropical. Indicó que las autoridades en las próximas horas estarán informando al pueblo sobre el avance de este fenómeno atmosférico.

Este mismo lunes el ministro para el Interior, Justicia y Paz, Remigio Ceballos Ichaso, informó que los equipos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh) se encuentran monitoreando el desarrollo de esta onda tropical, formada en el Océano Atlántico, la cual se estaría aproximando a las costas venezolanas y tiene alta probabilidad de convertirse en una depresión (tormenta) tropical.

Según el director del Inameh, José Ramón Pereira, se trataría de la onda tropical número 11. Esta, de acuerdo a los modelos numéricos, «tiene en este momento el 90 % de probabilidad de convertirse en depresión tropical».

El funcionario indicó que este fenómeno atmosférico actualmente «mantiene vientos sostenidos de 56 kilómetros por hora y podría ocasionar oleajes fuertes en las costas de los estados orientales».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook