El presidente de Argentina, Alberto Fernández, dijo el miércoles que se opuso a la petición que le hizo su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, para que medie ante el Ejecutivo boliviano para posibilitar que Jeanine Áñez se asile en Brasil.

“Me vino a plantear que interceda ante Bolivia para lograr que Áñez vaya asilada a Brasil y yo le dije que lamentablemente no podía hacer nada de eso”, dijo Fernández en una entrevista con el canal C5N.

El mandatario peronista defendió la decisión del actual Gobierno boliviano de llevar ante la justicia a Áñez por su papel en el golpe de Estado contra el expresidente de ese país Evo Morales en noviembre de 2019.

“Bolivia dio un ejemplo al mundo al juzgar un golpe con tribunales ordinarios y sin cambiar a los jueces naturales”, destacó Fernández al alabar la justa decisión de un tribunal de La Paz que dictó a principios de este mes 10 años de cárcel contra Añez.

Fernández ya se había disculpado al pueblo boliviano por la colaboración encubierta de su predecesor Mauricio Macri con los golpistas en la represión mortal de 2019 en Bolivia, al enviar equipamiento y material bélicos al gobierno de facto de Añez.

El pasado lunes, el derechista Bolsonaro dijo que trabajaba para ofrecerle asilo a Áñez, haciendo caso omiso al sin número de delitos que cometió durante el golpe de Estado que sufrió Morales y las protestas posgolpe que dejaron decenas de muertos en Bolivia.

El Gobierno de Bolivia, presidido por Luis Arce, elegido en unas elecciones democráticas en 2020, fustigó a Bolsonaro por ofrecerle asilo político al mandamás del golpe de Estado y lo acusó de “injerencia en los asuntos internos” de La Paz.

“Bajo ningún concepto se puede aceptar la injerencia en las decisiones que soberanamente le corresponden a la justicia boliviana”, dijo el martes el ministro boliviano de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, asegurando que Bolivia presentará un “reclamo diplomático” al país vecino.

La expresidenta interina boliviana fue detenida inicialmente por el caso “golpe de Estado I”, por acusaciones de terrorismo, sedición y conspiración, del que luego se derivó el proceso “golpe de Estado II” por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución en el marco del golpismo.

(HispanTV)

Comentarios Facebook