Como paso de buena voluntad, las Fuerzas Armadas rusas terminaron sus tareas en la isla de Zmeini y retiraron la guarnición allí, declaró el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el mayor general Ígor Konashénkov.

«El 30 de junio, como un gesto de buena voluntad, las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia completaron las tareas que les habían sido asignadas en la isla de Zmeini y retiraron la guarnición. Esto demuestra a la comunidad mundial que Rusia no obstruye los esfuerzos de la ONU para establecer un corredor humanitario para la retirada de productos agrícolas del territorio de Ucrania», dijo Konashénkov.

Después de la retirada de las tropas rusas, la palabra se dirige a Kiev, que sigue sin desminar la costa del mar Negro, incluyendo las aguas cercanas a los puertos, declaró Konashénkov.

La ONU anunció en varias ocasiones que existe la amenaza de una crisis alimentaria por la escasez de cereales procedentes de Ucrania.

Kiev y sus aliados acusan a Rusia de estar bloqueando con sus fuerzas navales las exportaciones de granos desde los puertos ucranianos.

Moscú rechaza esas acusaciones, alegando que las exportaciones marítimas de cereales desde Ucrania se encuentran paralizadas debido a que las fuerzas de Kiev minaron los puertos del país.

(sputniknews.com)

Comentarios Facebook