La situación actual, en la que el centro del nuevo orden mundial se construye en torno a China y Rusia y está determinado principalmente por factores económicos, muestra que los países se están agrupando en torno a estructuras como los BRICS, cuya población total de los países participantes comprende más del 40% de la población mundial.

Barıs Adubelli, analista político turco, experto en países asiáticos, profesor de la Universidad de Dumlupınar (Kütahya), comentó a Sputnik las solicitudes de adhesión de Irán y Argentina a los BRICS.

Adubelli señaló la importancia del los pasos de Irán y Argentina en el contexto actual: «EEUU está intentando activamente exacerbar la ruptura entre Occidente y Oriente. Biden ha declarado abiertamente la aparición de un nuevo orden mundial. En el contexto de la crisis ucraniana esta retórica es aún más clara. Estados Unidos insiste constantemente en que la guerra, tras haber comenzado en Ucrania, continuará en la región de Asia-Pacífico. Es decir, Estados Unidos quiere utilizar a Ucrania como una plataforma para establecer un nuevo orden mundial en la región de Asia-Pacífico. Sin embargo, con el telón de fondo de esta crisis, se ha puesto de manifiesto que hay un gran número de países que se abstienen de votar en la ONU a favor de esta idea de Washington. Estamos hablando de unos 150 países, la mayoría de ellos son de África y Asia».

Según el experto, mientras Estados Unidos intenta crear un nuevo centro de gravedad en torno a estructuras como el G7, la UE y la OTAN, en Asia se ha iniciado el proceso de convertir estructuras económicas como los BRICS en organizaciones globales.

«Así pues, se está estableciendo un nuevo orden mundial que se apoya principalmente en una base económica. Como parte de este proceso, los países de la región están empezando a agruparse en torno a los BRICS. Estados Unidos intenta unir a 13 países de la región en el marco de la plataforma económica Indo-Pacífico como contrapeso a los BRICS. India forma parte de esta estructura, pero también es miembro de la OCS y de los BRICS. Además, es importante la posición de Irán, que inició el proceso de adhesión a la OCS en septiembre del año pasado. Ahora, como vemos, la perspectiva de que Irán se una a los BRICS ha tomado forma», explicó Adubelli.

El experto señaló que la política estadounidense de escalada de la confrontación con China preocupa a muchos actores internacionales.

«En particular, en Europa, la retórica de Washington sobre esta cuestión es bastante preocupante. La UE no quiere entrar en conflicto con China. Los europeos son partidarios de resolver la crisis ucraniana lo antes posible porque les interesa satisfacer las necesidades energéticas básicas de Europa. En este sentido, las críticas contra Estados Unidos están aumentando en Europa. La crisis energética ha tenido un rápido impacto en los costes de producción en Europa. Además, las cadenas de suministro establecidas se han visto interrumpidas y se ha hecho imposible el envío seguro de mercancías desde Asia y China a través de Rusia. Por ello, en un contexto de aumento de los costes de producción, los europeos no están dispuestos a destinar unos 600 millones de dólares del presupuesto en aras de la hegemonía mundial de Estados Unidos. Está claro que la política estadounidense de aislamiento de Rusia ha fracasado».

Según Adubelli, en un futuro próximo Turquía también incluirá en la agenda la cuestión de la adhesión a los BRICS: «Turquía está evaluando ahora todas las posibilidades y ventajas de este paso. Actualmente, Turquía actúa como un socio no solo en los BRICS, sino también con la OCS y la ASEAN. Desde la creación de los BRICS, Turquía observó de cerca esta estructura y destacaba periódicamente la posibilidad de ingresar en el bloque. Creo que esta medida no estaría en contradicción con otras orientaciones de la política exterior turca. Sobre todo ahora que los BRICS se han acercado al máximo a Turquía a través de Irán. Creo que Ankara ve a los BRICS como una plataforma alternativa de cooperación. Su enfoque en la cooperación económica lo hace aún más atractivo para Turquía. Creo que Turquía pronto incluirá en su agenda la cuestión de la adhesión a los BRICS», concluyó.

(Sputnik)

Comentarios Facebook