El destacado intelectual argentino Atilio Borón llamó a los europeos a protestar organizadamente contra los gobiernos que, por ser obsecuentes ante los dictámenes de Washington, están llevando a la gente al sacrificio. “Tienen que dejar de ser pinches colonias de Estados Unidos”, dijo.

Fue durante una entrevista con el filósofo y comunicador político venezolano Miguel Ángel Pérez Pirela, en el programa Desde Donde Sea, una conversación en la que se abordó también el tema del nuevo mapa político de América Latina.

Miguel Ángel Pérez Pirela (MAPP): Te hemos convocado de nuevo porque el panorama geoestratégico está movido como pocas veces se le ve. Hemos tenido en estos días la reunión del G7, la reunión de los BRICS, James Story y una delegación de Estados Unidos en Caracas, Josep Borrell en Teherán. En este tipo de momentos tus luces son más que necesarias.

Atilio Borón (AB): Efectivamente, estamos en un momento extremadamente peligroso en el escenario internacional. No es casual que personajes tan diversos como Noam Chomsky y Henry Kissinger coincidan en que estamos en una situación límite. Kissinger dijo en Davos que debe irse a un cese el fuego, un acuerdo entre Ucrania y Rusia en el que Ucrania haga cesiones territoriales de las regiones rusófonas y que pertenecieron históricamente a Rusia. El papa Francisco dice que ya comenzó la Tercera Guerra Mundial. Si comparas esto con la foto de los siete bandidos, bribones del G7, algunos cayéndose de borrachos. Si vemos a Boris Johnson diciendo tonterías como que la invasión de Ucrania había sido producto del machismo de Putin, a lo que este le respondió que la señora Thatcher invadió las islas Malvinas de Argentina… Estamos en manos de esa gente, entonces, ¿cómo no va a estar el mundo en crisis?

MAPP: Aquí tenemos el tuit que publicaste con la foto de los gobernantes del G-7, en la que se ve a Johnson con la mandíbula caída, como si hubiese bebido más de la cuenta.

AB: Sí, parece que los otros lo están sosteniendo para que no se caiga. Y estos son los dueños del mundo. En Estados Unidos suelen preguntar si uno le compraría un automóvil usado a alguno de estos siete tipos… Estamos en manos de esa gente. Vamos a buscar una foto de antes en las que teníamos a Lula, a Chávez, a Fidel, a Néstor, para compararla con estos borrachines que no saben dónde están parados.

MAPP: Incluso los malos de antes eran mejores que estos malos. Estos son una banda de impresentables.

AB: Absolutamente. El lenguaje corporal revela que no les interesa nada, que ellos toman decisiones y los demás deben acatarlas por equivocadas, salvajes o brutales que sean. Es el síntoma de los conflictos propios de la transición. Con las sanciones, el precio del petróleo se ha ido por las nubes. Hablan de la crisis rusa, pero cuando uno mira los ingresos de Rusia en estos tres meses se han ido para arriba de manera fenomenal. Las sanciones afectan al Estado y a particulares y empresas, pero el Tesoro ruso se ha ido incrementando por el aumento del precio. Es un país dirigido por un personaje que tiene un manejo extraordinario del contexto geopolítico. No se puede comparar a Vladímir Putin con ninguno de los siete bribones de la foto aquella. Dirían en Cuba que un debate entre Putin y cualquiera de ellos es como una pelea entre King Kong y el Gato Félix. Los otros no entienden nada. El pobre Biden está en su ensoñación, saludando al aire; Boris Johnson es un borracho perdido… Y lo que me da mucha pena es que un gobierno como el alemán, que había suscitado ciertas esperanzas haya capitulado de esa manera. Esto con Ángela Merkel no hubiese ocurrido. A mí no me gustaba ella, pero no se puede negar que tenía un sentido de la soberanía nacional alemana, algo que se ha perdido con este señor (Olaf) Scholz. Cómo es posible que Estados Unidos les diga que ese gasoducto, en el que Alemania invirtió tanto dinero, no puede ser certificado y el hombre saluda y obedece como si fuera un pequeño país subdesarrollado de África o de América Latina y no una potencia como Alemania.

MAPP: El motor económico de la Unión Europea.

AB: Así es. Por eso cuando Putin, en la Conferencia de San Petersburgo, habló muy elípticamente (él se maneja las artes de la diplomacia, no con la bestialidad de algunos de los de la foto), acerca de los problemas que hay cuando los países resignan su soberanía y se convierten en colonias de potencias más poderosas, lo que los lleva a su ruina. Eso es lo que está pasando en Europa.

MAPP: Su respuesta a Boris Johnson fue tremenda.

AB: Sí, yo creo que Johnson está ya zafado completamente, tiene grandes problemas y cada vez que abre la boca hace un desastre.

MAPP: Fue realmente torpe decir que Putin tomó acción militar por ser un machista tóxico, cuando Reino Unido tiene la experiencia de Thatcher.

AB: Sí, y aunque no hablo ruso, entiendo por una de las traducciones que Putin le dijo que hay otras formas de toxicidad, aludiendo al alcoholismo de Johnson. Fue muy grave lo que dijo Johnson, no tiene ningún sustento su argumentación. Se deja de lado que Rusia ha sido agredida de manera intermitente, desde la Guerra Fría y sobre todo después de la desintegración de la Unión Soviética. A Gorbachov le prometieron que la OTAN no movería sus fronteras sobre Rusia e incumplieron totalmente esa promesa. Es como si alguien pone en los alrededores de tu casa un grupo de cinco o seis sicarios apuntándote con sus armas, aunque no te disparen, ¿quién está agrediendo a quién?  El que responde a esa amenaza, se está defendiendo, no agrediendo. En 2007, Putin se mostró dispuesto incluso a ingresar a la Unión Europea, no a la OTAN, pero sí al mecanismo económico. Los medios han tapado el informe de Paul Wolfowitz, un halcón que fue segundo a bordo en el Pentágono en la época de George Bush padre. Ese informe, que se filtró a la prensa, decía que no importaba que Rusia ya no fuera comunista, pues seguía siendo muy grande, con enormes recursos, lo que la convierte objetivamente en un obstáculo para la promoción de los intereses nacionales de Estados Unidos en Europa y en otras partes del mundo. Quedó claro que era un cuento eso de que la lucha era contra el comunismo. Esto generó un gran escándalo en Estados Unidos, pero pronto los medios lo ocultaron. Luego esta idea reapareció con el famoso documento de la Corporación Rand de 2019 en donde se observa una coincidencia con lo que está pasando en Ucrania. El documento planteaba cómo hacer más eficaces las sanciones contra Rusia y cómo hacer que Rusia se sobreextienda, tomando el concepto del libro de Paul Kennedy sobre el auge y la caída de los imperios. Atribuía la caída a que los imperios se sobreexpanden y luego no pueden mantenerse. La idea era incitar a Rusia a embarcarse en aventuras militares. Por eso el título del informe RAND es Sobreextendiendo y desbalanceando a Rusia y la primera recomendación es instalar armas nucleares en Ucrania para que Rusia reaccione.

MAPP: Provocación bélica y casus belli.

AB: Exactamente. Y ante esa realidad, ¿qué te queda sino esta famosa invasión preventiva?, si se tiene en cuenta que Rusia fue atacada económicamente y satanizada, al punto de que hicieron de la rusofobia una especie de industria cultural. Satanizaron a Putin y calificaron de oligarcas a todos los empresarios rusos, a diferencia de los de Wall Street, que son presentados como inversores,  tipos serios. Esa agresión durante más de 30 años está en la base de la reacción rusa. El riesgo es que Estados Unidos siga tensando la cuerda, sosteniendo a Zelenski, que ha incurrido en cualquier cantidad de aberraciones, incluyendo ordenar la quema de más de cien millones de libros, muchos de ellos traducciones de autores rusos o textos ucranianos escritos en ruso. Se ignora acá el hecho de que cuando se funda Rusia como imperio, su capital no era ni Moscú ni San Petersburgo, sino Kiev. Y la sede del gran patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa estaba en Kiev. Estados Unidos y la OTAN han hecho todos los esfuerzos para destruir esa relación fraternal. Y van a seguir haciéndolo porque en la reunión sostenida en estos días, aparecen dos conceptos estratégicos: el primero, que Rusia es el enemigo inmediato, pero el más importante es China.  Eso equivale casi a una declaración de guerra.

MAPP: Es un lenguaje de la guerra.

AB: Absolutamente y hacen una reivindicación de la independencia de Taiwán, que es parte integral de China desde hace miles de años. Dicen que no van a tolerar que se afecte su independencia. Recordemos que cuando se funda la Organización de Naciones Unidas y se establece el Consejo de Seguridad encabezado por los cinco grandes: Estados Unidos, la Unión Soviética, Reino Unido, Francia y China, se le otorga a Taiwán el asiento de China. Y eso duró hasta los años 70, cuando se produjo el giro en las relaciones entre Estados Unidos y la República Popular China, durante el gobierno de Nixon y Kissinger. Reconocen que era absurdo que se dejara fuera a un país que tenía 1200 millones de habitantes, dándole la representación a una islita que tenía 20 o 25. Eso que se proponen hacer ahora con Taiwán es jugar con fuego porque China no es un país indefenso, como lo era antes.

MAPP: Tiene el segundo gasto militar después de Estados Unidos.

AB: Sí, y con un desarrollo tecnológico impresionante.

MAPP: Por ejemplo, en misiles supersónicos, un campo en el que Estados Unidos está rezagado años luz.

AB: Muy lejos. En este tema a veces cometemos el error de centrarnos en lo que dicen el Departamento de Estado, la CIA u otros órganos de la Unión Europea. Yo recomiendo revisar los informes militares de Estados Unidos. Por ejemplo, sobre Taiwán dicen que si China decide apoderarse de Taiwán, lo harán con una operación de un par de días y Estados Unidos va a tardar tres semanas en llegar al teatro de operaciones con el equipamiento, el armamento y las tropas suficientes. Cuando lleguen van a encontrar a los chinos con los dragones de año nuevo, van a estar recontrainstalados. Desplazar 250 mil hombres desde Estados Unidos y Europa hasta China no es una operación que se haga de la noche a la mañana.

MAPP: Y además, esa operación va a requerir del dinero chino porque China les tiene comprada parte de la deuda externa a Estados Unidos.

AB: Claro, y China no se va a quedar de brazos cruzados. El dólar es una moneda en proceso de devaluación en todas partes, salvo en algunos países de América Latina, como Argentina, desgraciadamente. Eso está pasando porque desde 1971 no tiene respaldo en oro por una decisión arbitraria de Nixon.  Resulta que hoy en día la moneda más fuerte del mundo es el rublo.

MAPP: Por obra y gracia de las sanciones.

AB: Sí, eso ha influido. Y es que Rusia no solo tiene agua, petróleo y gas, sino también oro. Además, si en una circunstancia crítica, los chinos largan los dos billones de dólares que tienen en bonos del Tesoro de Estados Unidos, el dólar se desploma. Por otro lado, las ganancias que han registrado las grandes empresas estadounidenses de la guerra, como Raytheon y la Norkfolk han sido escandalosas como consecuencia de la compra de pertrechos militares para Ucrania.

MAPP: Pero son las corporaciones porque los pueblos tanto de Estados Unidos como de Europa están pagando esto con alzas de precios de la gasolina y una inflación galopante. Y los gobiernos siguen enviando armas a una guerra que ya está perdida.

AB: Sí, pero eso está en línea con el informe de la Corporación Rand. Lo que quieren es prologar la guerra lo más posible, partiendo de la idea de que la prolongación de la guerra terminará desangrando a Rusia.

MAPP: Pero le está saliendo mal esa estrategia porque las arcas rusas están llenas.

AB: Sí, pero su plan es prolongar la guerra para que Rusia llegue a la bancarrota y entonces hacer en Rusia lo mismo que hicieron en la antigua Yugoslavia, dividirla y generar siete estados independientes. Ya tienen listos los mapas. En su delirio sienten que pueden acabar con Rusia. Es una locura, pero es que la locura es parte del sistema político de Estados Unidos, junto a la inmoralidad y el afán de ganancias. Juegan con la vida y la felicidad de millones de personas, por ahora en Ucrania, pero está claro que Europa va a pagar muy caro esta sumisión a los intereses de Estados Unidos. En sus documentos, la OTAN manifiesta su intención de convertirse en un ejército de proyección planetaria. Ya no es más un mecanismo de defensa de Europa, sino una entidad para mantener lo que llaman, de un modo muy hipócrita, un orden mundial basado en reglas, que son las reglas puestas por Estados Unidos y sus aliados.

MAPP: Hace 24 horas supimos que la OTAN invita formalmente a Finlandia y Suecia a incorporarse a la alianza militar. Entonces se va a presentar una situación idéntica a la de Ucrania en lo que respecta a que los misiles de la OTAN estarán a pocos minutos de las grandes ciudades rusas.

AB: Absolutamente. He estado en Helsinki y en San Petersburgo (en la época en que se llamaba Leningrado) y prácticamente puedes ver a una ciudad desde la otra. Es una locura porque Finlandia, desde finales de la Segunda Guerra Mundial no tuvo problemas serios con la Unión Soviética ni luego con Rusia. Pero, de nuevo, lo que queda en evidencia acá es que quien manda en toda Europa es Estados Unidos. Hay una falta total de soberanía en estos países cuyos gobernantes los exponen así a las represalias.

MAPP: Ya les cortaron parte del suministro de petróleo.

AB: Y van a seguir por ese camino. Los expertos militares, incluso de Estados Unidos, se sorprenden de que Rusia no haya desplegado todo su poder destructivo en Ucrania. Algunos oficiales retirados (entre ellos un coronel McGregor, que le dio una entrevista a Fox News) han dicho que la parsimonia con la que Putin ha desarrollado la guerra es muy diferente a lo que ellos hubiesen hecho. Estados Unidos bombardea todo y luego manda a sus empresas a reconstruir el país, como hizo en Irak. Este hombre, en cambio, ha actuado con extrema prudencia. Pero esa prudencia, evidentemente, irá bajando en la medida en que la OTAN levanta la vara y la amenaza de agresión es mayor. Es bueno hacer un ejercicio y preguntarse si puede ser seguro un mundo en el que el país más grande (Rusia equivale a toda Suramérica excepto Paraguay), se ve privado del derecho a la seguridad. Es imposible mantener un orden estable en esas condiciones. Por eso Kissinger, que es un criminal de guerra, sabe que eso no puede ser. La única situación similar a esta fue cuando en 1962, la Unión Soviética consiguió permiso del gobierno de Fidel Castro para instalar misiles nucleares en Cuba. Cuando Estados Unidos, mediante sus famosos aviones espía U2 comprobó que se estaban construyendo rampas para disparar misiles hacia su territorio, estalló una crisis que se resolvió en 13 días y no murió nadie. Hubo un acuerdo entre Nikita Krushov y John F. Kennedy mediante el cual la URSS retiró los misiles de Cuba y Estados Unidos retiró lo que había puesto en Turquía. Porque el origen de esa controversia era que Estados Unidos había emplazado armas nucleares en Turquía.

MAPP: Y en Italia.

AB: Sí, pero lo que más le preocupaba a la Unión Soviética era Turquía, por la proximidad a su territorio y el acceso al mar Negro. Si con esos misiles se bloqueaba el estrecho del Bósforo, queda inutilizada la flota entera de la URSS. Hoy no existe esa negociación porque Ucrania no tiene un gobierno real. Allí mandan Biden y sus asesores, que no tienen la menor idea de la extrema gravedad de la situación. Ya no se aplica aquella teoría del Primer Golpe, en los años 80, que decía que Estados Unidos podía derrotar a la Unión Soviética si lanzaba un ataque primero y la dejaba sin capacidad de retaliación. Hoy, con todos los avances tecnológicos, inteligencia artificial y robótica, puede haber un ataque devastador contra Rusia y no se podrá impedir una respuesta  automática, que no requiere ni siquiera de un general ruso que apriete un botón. Si hay una guerra termonuclear, el famoso invierno nuclear no solo afectará a Rusia y a Estados Unidos, sino a todo el planeta, con consecuencias  tremendas. Por eso la preocupación de gente de muy diferentes orientaciones, pero con una visión realista del mundo.

MAPP: Mientras todo eso ocurre en el norte global, en nuestra América también están pasando cosas interesantes: fracasó la Cumbre de las Américas (López Obrador no quiso ir, Alberto Fernández llevó la posición firme de la Celac), y  en Colombia ganaron Petro y Francia.

AB: Ciertamente, y faltan las elecciones brasileñas en las que se espera la victoria de Lula, aunque los partidos hay que jugarlos y Bolsonaro está liberando un tipo de reacción parecida a la de Trump en Estados Unidos. El mapa de América Latina se ha pintado de unos colores que no son del agrado de Estados Unidos. En este segundo ciclo progresista se han incorporado Colombia y México, que tampoco fue parte del primero. Claro que es un ciclo más moderado, que no tiene las figuras deslumbrantes del pasado. Está ausente Chávez, que era el gran motor; no está Fidel. Han puesto fuera de carrera, mediante el lawfare, a Rafael Correa. Evo Morales tiene muchos problemas  para volver a postularse; Pepe Mujica está muy mayor, ya retirado; en Argentina aún está Cristina, pero en un gobierno muy golpeado por la herencia del macrismo. El triunfo de López Obrador fue un avance muy importante. Por más que muchos piensen que ha debido ser más enérgico en algunas medidas, hay que tomar en cuenta que México es el vecino de Estados Unidos y ha debido soportar enormes presiones en temas de política doméstica, luego de 36 años de neoliberalismo salvaje y el cogobierno del Fondo Monetario Internacional con los presidentes del PRI y del PAN. Esa herencia explica en parte todos los problemas que hoy consumen a México, incluyendo el auge del narcotráfico y el control territorial que las diferentes bandas ejercen en distintos segmentos del territorio norteamericano, en colusión con la DEA, que lo que hace es arbitrar la pugna entre carteles para garantizar que el dinero producido por el narcotráfico se lave en Estados Unidos. A mí no me vengan con el cuentico de que la DEA lucha contra las drogas. En Colombia hay nueve bases militares estadounidenses y desde que se instalaron,  la producción de coca no ha dejado de crecer. Lo mismo pasó en Afganistán con el opio para la heroína.

MAPP: Por eso dicen que en Estados Unidos hay un solo cartel: la DEA.

AB: Claro, y el negocio de la droga está vinculado a la grandes fortunas y fondos de inversión.  ¿Cómo es posible que en dentro de Estados Unidos haya dos paraísos fiscales? Uno es Delaware, el estado natal de Biden, apenas a 100 kilómetros de Washington. Cuando LaIguana.TV tenga 100 millones de dólares y no sepa cómo administrarlos, vas a Delaware y abres una cuenta secreta…

MAPP: El día que tenga ese dinero, me voy a Buenos Aires a entrevistarte cara a cara.

AB: Es verdad. Bueno, el otro estado paraíso fiscal es Nevada. Además están todas esas posesiones coloniales de los europeos o de Estados Unidos en el Caribe (Bahamas, Islas Caimán, etcétera) y allí de lava todos los días el dinero de los grandes narcos. Entonces, lo de Petro es un verdadero terremoto, aunque sabemos que no va a poder echar las bases militares ni nada parecido. Si no lo ha podido hacer Japón a pesar de todos los desmanes cometidos, menos lo podrá hacer Petro en cuatro años.

MAPP: Alemania está plagada de bases militares, Italia también. Y cuando Correa sacó la base de Manta, recordemos lo que le dijo Chávez: “esto nunca te lo van a perdonar, te van a perseguir el resto de tu vida”, y así ha sido.

AB: Donde Estados Unidos pone sus plantas, no se va nunca. En América Latina tenemos, oficialmente,  88 bases reconocidas por el Comando Sur. Entonces surge la pregunta de quién es el enemigo para el que se montan esas instalaciones. Hay dos opciones: un enemigo externo, que serían China o Rusia; y un enemigo interno, los pueblos que quieran llevar adelante políticas de autodeterminación nacional

MAPP: En el caso de Venezuela, estamos rodeados de bases: por el Caribe en Aruba y otras islas y en toda la frontera con Colombia. Es decir, que los aviones levantan vuelo y ya están en territorio del país con mayores reservas petroleras del planeta.

AB: Tienen en Curazao también. Yo he estado allí y sé que desde la orilla de la playa, en los días claros, se ve la costa de Venezuela.

MAPP: ¿Qué va a pasar en Colombia?

AB: Hay que cuidar mucho a Gustavo Petro para que no lo asesinen, no lo envenenen. El problema de la seguridad es muy importante en Colombia porque el sicariato ha crecido en todos estos años, alentado por Uribe, uno de los más grandes protectores del narcotráfico, según investigaciones de Estados Unidos, que luego han tratado de borrar porque se hizo su aliado.

MAPP: Estados Unidos quiso presentarlo como el anti-Chávez.

AB: Sí. Ahora tenemos una situación bien complicada. Es pueblo merece un gobierno que ya deje de matar a su gente. Si Petro logra poner en caja a esas fuerzas represivas que cada día matan a un líder social. Es muy importante la solidaridad que podamos darle desde América Latina. Si ese cambio se combina con la victoria de Lula en Brasil y con el alivio del bloqueo a Venezuela, podemos entrar en el 2023 con una situación más promisoria, dependiendo desde luego de cómo se resuelva lo de Ucrania. Puede haber una victoria arrasadora de Rusia o puede haber un armisticio en el que Rusia se quede con parte del territorio de Ucrania, garantizándole una salida al mar. Y la tercera es una especie de delirium tremens de algunos sectores en Estados Unidos, que es precipitar un cambio de régimen, una revolución de colores en Rusia. Esto, por cierto, sería prácticamente un certificado de defunción para el planeta porque hablamos de un país que posee 6 mil ojivas nucleares y una parte de ella podría caer en manos de grupos terroristas o ultranacionalistas. Ojalá se logre la mejor solución para que sea un problema menos de esta humanidad que está sufriendo los horrores del cambio climático, migraciones y desplazamientos de millones de personas, incidentes como el que vimos en Marruecos, donde mataron a no sé cuántos africanos que huían de las miserias del colonialismo. Por eso, ojalá que Petro pueda y que Pedro Castillo resista tantos ataques y que Boric  y Alberto Fernández encuentren un rumbo firme.

MAPP: Y no podemos dejar de tocar el tema de Ecuador.

AB: Sí, allí un levantamiento que comenzó siendo de los pueblos originarios, abarcó a la gran mayoría de la población ecuatoriana y frente a la cual el gobierno de Lasso no tiene ninguna respuesta. Vamos a ver qué pasa con el acuerdo. Si no lo cumplen habrá un nuevo levantamiento y  recordemos que hace apenas unos años, en Ecuador hubo varios levantamientos que acabaron con seis o siete gobiernos. Eso está inscrito en la memoria del pueblo ecuatoriano. Ecuador está también en un tembladeral y hay mucha muerte. No solo las de la represión, sino lo que está pasando en las cárceles es espeluznante. Ya ha habido unos 500 reclusos muertos en trifulcas internas solamente este año, lo que revela la presencia del narcotráfico que creció con los gobiernos neoliberales de Moreno y Lasso.

MAPP: Y con la ascendencia de Uribe y los narcogobiernos colombianos en territorio ecuatoriano. Hay una reflexión que hemos hecho varias veces tú y yo, y es que la izquierda latinoamericana ha escrito muchas veces obituarios para la Revolución Bolivariana. Llegó Macri y nosotros seguimos en pie; llegó Bolsonaro y nosotros seguimos; cayó el Frente Amplio de Uruguay y nosotros seguimos. Y no olvidemos que en 2024 hay elecciones en este país que tanto ha resistido.

AB: Nicolás Maduro se ha revelado como un gran piloto de tormenta. Te pueden o no gustar algunas cosas, pero su resistencia y su inteligencia son dignas de destacar. Tuve la suerte de hacerle una entrevista radial hace poco y fue una lección sobre la problemática geopolítica y estratégica. Su figura creció cuando muchos sectores aplaudían la designación de este payaso Juan Guaidó. Ahora Venezuela, en las estimaciones de la CEPAL, es uno de los países con mejores estimaciones de crecimiento económico.

MAPP: Incluso un banco suizo corrigió las estimaciones del gobierno diciendo que es mayor la expectativa de crecimiento.

AB: Y esa es una enorme alegría porque el pueblo venezolano ha sufrido realmente, igual que el pueblo cubano y el nicaragüense, sometidos a brutales bloqueos y salvajes agresiones, crímenes de lesa humanidad que deberían ser juzgados por la Corte Penal Internacional. No lo son porque no hay democracia, igualdad, equilibrio ni ecuanimidad en el sistema internacional. Por eso es esperanzador ver el alumbramiento de una nueva era en la que debe haber más racionalidad, equilibrio y sensatez, en lugar del imperativo de la dominación imperialista y las ganancias de los monopolios.

MAPP: El invierno se viene feo para Europa.

AB: Salvo que la guerra llegue a un armisticio. Porque Biden ha hablado demagógicamente diciendo que lo que no va a dar Rusia lo dará Estados Unidos. Pero la realidad es que se requerirían dos años para hacerlo porque no tienen ni siquiera lo barcos necesarios, puertos y gasoductos. Yo les diría a los amigos europeos que salgan a protestar contra sus gobiernos, que no caigan en la rusofobia. Estoy sorprendido por el extravío de un gran intelectual europeo, como es Slavoj Zizek haciendo una reivindicación de la OTAN.

MAPP: Él y muchos otros… son una izquierda entregada a la OTAN.

AB: Sí. Por eso les digo a los europeos que se despierten, que se despabilen. Se han convertido en pinches colonias. Deben reaccionar y actuar como corresponde a gente con pensamiento crítico.

MAPP: Antes de cerrar te voy a lanzar una provocación: si encuentras por ahí un avión venezolano secuestrado, mándanoslos para acá, por favor.

AB: Estoy en eso. Lo que pasa es que esas presiones intensas que antes le aplicaban a Venezuela, porque era el chico malo de la película, las han trasladado acá. Esas presiones que nunca habíamos recibido en Argentina por parte de la Oficina de Activos Extranjeros de Estados Unidos y el Departamento de Estado, tienen al gobierno prácticamente maniatado. Yo creo que, a pesar de eso, debe liberarse, resolver ese tema, darle gasolina a ese avión y que vuele regularmente. Nos han impedido que llegue Conviasa a Buenos  Aires porque están acosando a Venezuela a través del gobierno argentino. Pero estamos trabajando.

MAPP: Muchas gracias por darnos tantas luces sobre todos estos temas tan complejos y que ocurren a tal velocidad que no nos da tiempo de analizarlos.

AB: Muchas gracias a ti, para mí siempre es un gran placer estar en LaIguana.TV y con Miguel Ángel Pérez Pirela.

(LaIguana.TV)

 
 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook