La crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19 y sus restricciones sanitarias, así como el conflicto entre Rusia y Ucrania, han acelerado el desmembramiento del modelo neoliberal en el mundo, estimó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

«La verdad es que la pandemia y la misma guerra de Rusia y Ucrania lo que hicieron fue, con una secuela de mucho dolor, exacerbar la crisis que ya venía del modelo neoliberal, ya no se podía mantener esa misma política», calificó el presidente en su conferencia matutina de este jueves 7 de julio.

«Con la pandemia y con la guerra se precipitó todo, era inevitable la crisis del modelo aplicado, impuesto durante décadas. Nosotros lo sabíamos, además siempre hemos sostenido que no se puede enfrentar un decadencia, un proceso de degradación progresivo si no es con una transformación», añadió.

Los momentos críticos requieren la toma de medidas atrevidas y radicales para enfrentarlos y contar con el apoyo del pueblo, agregó el mandatario en relación a la precipitación del modelo neoliberal y su relación con la decisión del Gobierno de Francia de nacionalizar la industria eléctrica.

«La indecisión en épocas de crisis es funesta, entonces hay que tomar decisiones, ayer hablábamos de eso, entonces lo que hicieron los franceses es correcto», calificó López Obrador.

«Si no hay arrojo, no hay porvenir, o sea, las circunstancias no están para gobiernos indecisos, blandengues», agregó.

Es en ese escenario, ejemplificó, que México decidió aprovechar sus recursos energéticos fósiles a pesar de la necesidad de transitar hacia energías renovables.

«Era yo presidente electo y ya andábamos buscando los terrenos con el gobierno de Tabasco para empezar» la construcción de una nueva refinería para el país, explicó en referencia al proyecto de Dos Bocas.

(Sputnik)

Comentarios Facebook