Este domingo 7 de agosto, el dirigente opositor Juan Pablo Guanipa solicitó protección al nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, para los supuestos «perseguidos y exiliados políticos» venezolanos que habitan en la nación neogranadina.

Según manifestó en una nota de prensa, se trata de «una obligación adquirida por Colombia en el derecho internacional», pues en su decir, el presidente Nicolás Maduro «intentará echarle mano a esta disidencia», frente a lo cual «el Estado colombiano y sus instituciones son el último muro de contención para que no terminen en los calabozos» de lo que denomina «la dictadura».

La demanda que realizó el político se formuló a propósito de las sugerencias que remitiera al gobernante del vecino país, al que deseó «éxito» en «su administración que recién inicia«.

Para Guanipa, «si Petro busca frenar las secuelas sociales de la migración, iniciar el proceso de paz (…) o aumentar el comercio en la frontera», le corresponde apoyar sólidamente «la causa por la recuperación de la democracia en Venezuela».

Además instó al presidente colombiano que mantenga la política migratoria implementada por el saliente Iván Duque.

Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Colombia en febrero de 2019 tras el intento de la oposición liderada por Juan Guaidó de ingresar por la frontera una presunta ayuda humanitaria, que habría sido la mampara para un intento de invasión, según denunciaron las autoridades venezolanas.

El pasado 28 de junio, el canciller designado de Colombia, Álvaro Leyva, se reunió en Táchira con su par venezolano, Carlos Faría. En el encuentro reafirmaron su voluntad de restablecer las relaciones bilaterales y acordaron la apertura gradual de la frontera a partir de la asunción de Petro.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook