El presidente de Colombia, Gustavo Petro, calificó como «compleja» la situación por la que atraviesa la productora de fertilizantes venezolana Monómeros, en virtud de su escasa salud financiera y el régimen de medidas coercitivas unilaterales que pesa sobre ella, en tanto filial de la estatal Petróleos de Venezuela.

«Es una empresa afectada, casi que quebrada, que hay que ver técnicamente cómo se puede reiniciar, hay que ver las formas jurídicas, hay que ver el sistema de sanciones que aún está vigente. Digamos que eso no es tan fácil», manifestó el mandatario la tarde de este martes, al ser abordado por periodistas sobre el restablecimiento de las relaciones colombovenezolanas.

Sobre este punto puntualizó que «se está trabajando en la normalización de las relaciones», pero descartó un encuentro con su homólogo venezolano hasta que esa meta, que inicia con la reapertura de la frontera, no se concrete.

«Deben restablecerse las relaciones comerciales, culturales, sociales, familiares incluso, militares y de todo tipo. Son comisiones que ya existían, ya existía una institucionalidad que se creó incluso durante décadas, que ahora hay que volver a reconstruir antes de poner en marcha todo el proceso», detalló.

Pese a estos matices, Petro adelantó que en un par de meses podría haberse superado «lo más importante», si bien no aclaró exactamente a qué se refería al mencionar esa frase.

Más temprano, el ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, informó en Twitter que por instrucciones del presidente Nicolás Maduro, contactaría con su contraparte de Colombia, Iván Velásquez Gómez, para rehabilitar las relaciones militares entre las dos naciones.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook