Este jueves 11 de agosto, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, se refirió a la posibilidad de legalizar la comercialización del cannabis sin licencias en su país, durante un discurso ofrecido en la ciudad de Quibdó, capital del departamento del Chocó.

«¿Qué pasa si se legaliza el cannabis en Colombia sin licencias, como sembrar maíz, papa?», se preguntó Petro mientras encabezaba una cumbre con los alcaldes de la región del Pacífico.

El jefe de Estado colombiano planteó específicamente la posibilidad de comercializar la marihuana en el exterior, de forma legal y con fines recreativos y medicinales. El objetivo sería incrementar el ingreso de divisas hacia la nación vecina.

«¿Y si vemos si se exporta eso y nos ganamos unos dólares, porque en media parte de la humanidad es legal?», se preguntó.

«¿Va a ser la multinacional canadiense la que se quede con los dólares y haga las plantaciones de cannabis, o van a ser los campesinos del cannabis del Cauca?», volvió a cuestionar.

Este planteamiento se alinea con la idea de Petro de abandonar el modelo extractivista y monoagroexportador, mediante la aprobación de una reforma agraria que proporcione el mismo derecho a la tenencia y uso de la tierra y el agua y que acabe con la concepción, para él fracasada, de la guerra contra las drogas.

Ya el año pasado, en una entrevista al medio colombiano Semana, el primer ahora mandatario neogranadino aseguró que le parecía una estupidez mantener el tema de la marihuana en la clandestinidad.

«Para que los familiares de expresidentes hagan los negocios de exportación de marihuana legal, y en cambio les echen bombas a los campesinos y a sus hijos que producen marihuana en el Cauca», señaló en su momento.

«¿Qué, y entonces si vamos a legalizar el cannabis? ¿Vamos a mantener a toda esta gente presa en las cárceles, hacinadas, o llegó el momento de soltar a mucha gente de las cárceles, simplemente porque se les criminalizó por algo que en buena parte de los Estados Unidos es legal?», manifestó
durante el encuentro de este jueves.

«Reunamos la gente, incluso que lleguen desarmados los que están armados. ¿Nos vamos a matar en la región más pobre del Litoral Pacífico del mundo?», agregó. Petro, a su vez, se preguntó si no sería más rentable dejar el tema de la producción de la marihuana en manos de los campesinos y «no en manos de otros«.

En lo que va de 2022 y de acuerdo con cifras del Ministerio de Justicia de Colombia, se habrían incautado 220 toneladas de marihuana en el país vecino. En 2021, la incautación habría ascendido a 860 toneladas.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook