A propósito del despojo que realizó Colombia bajo el gobierno del expresidente Iván Duque — con la complicidad de la oposición venezolana, liderada por Juan Guaidó— de la petroquímica Monómeros, a Venezuela le corresponde demandar al Estado del vecino país y solicitar una compensación.

Así lo planteó el director de la Asociación de Colombianas y Colombianos en Venezuela, Juan Carlos Tanus, durante el programa Cara a Cara, conducido por el periodista Clodovaldo Hernández para LaIguana.TV.

El activista por los derechos humanos inicialmente aclaró que la empresa se debe identificar como “Monómeros de Venezuela y eso hay que corregirlo, no es colombo-venezolana, porque después del 2007 ya no es así”.

Explicó que se trata de una empresa privada cuya competencia no recae en el Estado “en absoluto, la disposición de la Superintendencia de Colombia acaba de derogar y le quitó el principio de la intervención, aunque cada tres meses debe estar presentando actualizaciones”.

El entrevistado apuntó, que según datos de la propia Superintendencia se registra un crecimiento económico, ahora bien “en términos de lo jurídico, la primera responsabilidad por la cual hay que demandar desde Venezuela, es al Estado colombiano porque lo que ocurrió fue el despojo de un activo no solo que era del pueblo venezolano, sino además de empresa privada”.

Destacó que el Estado neogranadino no puede emitir un referente de que cualquier empresa en Colombia se despoja “y eso lo hizo el exmandatario Duque”.

Reiteró que incumbe demandar al Estado colombiano, “debe pagar y compensar por los daños producto de esa acción”, que se pudiera decir fue política. 

Reveló que abogados y expertos en Colombia informaron que hay 72 personas vinculadas a este caso. 

Tanus acotó que también en procesos jurídico-legal ya está en marcha la devolución: “Hay una nueva decisión de la Superintendencia, y hay además una disposición política, sin necesidad de meterse, entendiendo que es una empresa privada”.

Estimó una mejoría de las relaciones, por lo tanto, Venezuela contará nuevamente con la posibilidad de designar una junta directiva que considere en función de eso.

No obstante, “ahí van a quedar algunos elementos tóxicos, algunos insumos muy negativos, porque actores dentro de Monómeros acolitaron el adefesio jurídico que se produjo desde el gobierno de Duque”.

A su juicio, la recuperación de la filial debe ser inmediata porque 800 mil clientes que consumen los fertilizantes de Monómeros “están ávidos de que llegue la producción y conjuntamente pueda bajar los costos de los fertilizantes. El tema Ucrania-Rusia ha afectado muchísimo en Colombia”.

El activista opinó, de acuerdo con conversaciones que ha sostenido con expertos del derecho administrativo en Colombia, que en menos de 18 meses estaría operativa y rescatada Monómeros.

Se pone de manifiesto un referente de que “es posible construir los altos niveles de tolerancia como lo ha planteado el presidente Petro, que es posible construir un ejercicio económico distinto y lógicamente bajo el común denominador” para que gane Monómeros, que sería el pueblo venezolano y Colombia, “porque si se produce en los niveles que se estaba anteriormente va a optimizar la llegada de los fertilizantes al pueblo colombiano. Incluso que se pudiera llevar al Caribe o al resto del continente la producción de Monómeros”, declaró.

Tanus cree que se va por un buen camino y sugirió que no se acelere el proceso: “Hay que hacerlo en términos del derecho, no podemos responderle a la oligarquía colombiana como con el adefesio jurídico que ellos introdujeron, por el contrario, le vamos a demostrar que aunque ese derecho es el derecho burgués, nosotros lo estamos respetando en el marco de este juego de la democracia, que también es burguesa”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook