La seguridad de la central nuclear de Zaporiyia fue el tema central que trataron el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

«El 15 de agosto de 2022, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, mantuvo conversaciones telefónicas con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para discutir las condiciones para el funcionamiento seguro de la central nuclear de Zaporiyia», comunicó el organismo castrense ruso.

Según el informe, durante la conversación también abordaron las operaciones de la misión de investigación en relación con el ataque ucraniano lanzado contra el centro de detención de Elénovka.

«También intercambiaron puntos de vista sobre el funcionamiento de la ‘misión de estudio’ en relación con el incidente en el centro penitenciario en la localidad de Elénovka», señaló.

Otro tema que discutieron fue la iniciativa de la ONU sobre cómo facilitar las exportaciones de alimentos y fertilizantes rusos.

La central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, se encuentra a las afueras de la ciudad de Energodar. Desde inicios de agosto, las tropas ucranianas han intensificado los ataques sobre la zona. Moscú apunta a las amenazas de seguridad provocadas por los bombardeos ucranianos y llama a EEUU, la UE y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) a presionar a Kiev para que se detengan los ataques.

Rusia continúa desde el 24 de febrero una operación militar especial en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitaban ayuda frente al genocidio, como lo denunciaban, por parte de Kiev. Según el presidente Vladímir Putin, su objetivo es «desmilitarizar y desnazificar a Ucrania» y llevar a juicio a todos los criminales de guerra responsables de «sangrientos crímenes contra la población civil» en Donbás.

(Sputnik)

Comentarios Facebook