Freddy Cohen, presidente de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales y propietario de la Constructora Sambil, aseguró este martes que el modelo de negocios surgido durante la pandemia, basado principalmente en emprendimientos, ha conseguido que muchos de quienes comenzaron con pequeños negocios, hoy tengan la capacidad de alquilar un local en los centros comerciales.

«Definitivamente están abriendo más de los que están cerrando. Y no solo ha sido en 2022. El año pasado, aún con el 7+7, se veía a la gente luchando y tratando de tener un espacio, posicionarse en una vitrina en un local comercial», manifestó en una entrevista con Circuito Éxitos.

Cohen argumentó que la pandemia obligó «a muchos venezolanos a emprender» y a quienes ya estaban insertos en el circuito comercial, a transformarse y apostar a principios de 2020 por fórmulas novedosas dentro de Venezuela como las entregas a domicilio.

«Comenzaron como negocios muy pequeños y se han venido profesionalizando. Mucha gente se ha reinventado y también pasa en el sector textil, calzado, bisutería, joyería. Todos estos que empezaron como pequeños emprendedores, hoy ocupan espacios que se perdieron en la pandemia», aseguró.

El representante de los propietarios de centros comerciales detalló que en el presente se manejan varias alternativas para alquilar locales, que incluyen el pago de un porcentaje de las ventas al dueño, arrendamientos fijos e incluso una combinación entre las dos alternativas.

De otro lado indicó que la reactivación de la actividad comercial también se ha extendido a las salas de cine. «Después de la pandemia pensamos que la gente se iba a quedar en su casa con el streaming, Netflix, Amazon Prime, pero hoy la gente está volviendo al cine», puntualizó.

El empresario atribuye este regreso de los espectadores, a los precios comparativamente más bajos del cine en relación con otras opciones de entretenimiento como salidas a la playa o a restaurantes, pues la entrada estándar cuesta tres dólares estadounidenses, se mantiene el lunes popular (1,5 dólares cada entrada) y hay combos de golosinas para todos los bolsillos: desde seis dólares hasta 20 dólares.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook