Conforme a informaciones publicadas este jueves en medios del país árabe, los militares franceses, acompañados por una delegación de la firma petrolera gala Total, se han reunido con el gobernador de la ciudad de Ataq (capital de Shabwa) —designado por el gobierno dimitido de Yemen y afiliado a los Emiratos Árabes Unidos (EAU)— para discutir sobre el gas natural licuado de Balhaf.

En la cita, a la que han asistido también varios altos oficiales del Ejército emiratí, se han abordado los preparativos para que la compañía Total reanude la extracción del gas natural licuado del complejo gasífero Balhaf, reportan las fuentes.

La petrolera francesa Total posee el 51 % de las acciones de esa instalación, gracias a un acuerdo que firmó con los EAU, por el cual, París proporcionaría armas a Abu Dabi a cambio de expoliar el gas perteneciente al empobrecido pueblo de Yemen.

El informe se da a conocer un día después de que el Parlamento del Gobierno de Salvación Nacional de Yemen, con sede en Saná (la capital), advirtiera sobre actividades «sospechosas» de tropas de Estados Unidos y Francia en ciudades ocupadas del sur de Yemen, país devastado por la guerra.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudí y los EAU, respaldados por sus aliados occidentales, ha lanzado una guerra devastadora contra Yemen, con la intención de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi y aplastar al movimiento popular yemení Ansarolá.

La guerra, acompañada de un fuerte asedio, no ha podido materializar, hasta el momento, sus objetivos y, en cambio, ha matado a cientos de miles de yemeníes, y facilitado el saqueo de los recursos naturales del país árabe por los agresores.

(HispanTV)

Comentarios Facebook