La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) recomendó este viernes el uso intradérmico (debajo de la capa superior de la piel) de la vacuna Imvanex contra la viruela del mono, en lugar de como inyección subcutánea (debajo de la piel), con el objetivo de usar una dosis más pequeña y vacunar así a más personas. 

El regulador europeo consideró que, dado el suministro limitado actual de la vacuna -que está autorizada en la Unión Europea (UE) como dosis subcutánea-, se recomienda su uso como inyección intradérmica -administrada justo debajo de la capa superior de la piel- para “usar una dosis más pequeña” del preparado. 

Esta recomendación es una “medida temporal para proteger a las personas en riesgo durante el brote actual de viruela del mono mientras el suministro de la vacuna siga siendo limitado”. 

Un grupo de trabajo de emergencia en la EMA ha revisado los datos de un ensayo clínico en el que participaron unos 500 adultos, y en el que se pudo comparar la efectividad de la vacuna administrada por vía intradérmica o subcutánea, como dos dosis con un intervalo de cuatro semanas entre cada dosis. 

Los receptores de la inyección por vía intradérmica recibieron una quinta parte de la dosis subcutánea, pero produjeron niveles de anticuerpos similares a la dosis más alta, aunque sí se cree que tuvieron un riesgo mayor de reacciones locales, como enrojecimiento o decoloración de la piel. 

La EMA también recomienda utilizar jeringuillas de bajo volumen muerto para optimizar el número de dosis que se pueden extraer, y subraya la importancia “de administrar las inyecciones intradérmicas correctamente”, por lo que sólo los profesionales de salud con experiencia en este campo deberían administrar la vacuna de esta manera, agrega. 

La comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, señaló que “la recomendación de hoy de la Agencia Europea de Medicamentos para una nueva estrategia de vacunación intradérmica contra la viruela del mono, es muy importante ya que permitirá vacunar a cinco veces más personas con el suministro de vacunas que tenemos”. 

Esto “asegurará un mayor acceso a la vacunación para los ciudadanos en riesgo y los trabajadores de la salud”, señaló en un comunicado. 

La comisaria subrayó que Bruselas seguirá coordinando su respuesta a este brote con los Estados miembros en las próximas semanas y meses, en asuntos considerados “vitales”, como “aumentar la transmisión de datos, definir estrategias de vacunación, brindar información clara a nuestros ciudadanos y adquirir terapias y más vacunas”. 

La Comisión Europea ya autorizó en 2013 el uso de Imvanex contra la viruela y la EMA respaldó el pasado julio extenderla también a la viruela del mono, tras un análisis de los datos disponibles sobre su efectividad. 

(EFE) 

Comentarios Facebook