Wilexis Alexander Acevedo Monasterios, alias “El Wilexis”, cabecilla de la banda delincuencial que opera en el barrio José Félix Ribas, ubicado en Petare, estado Miranda, al parecer cuenta actualmente con un mayor ingreso de droga, comparada con la que anteriormente comercializaba. Por lo que, ahora requiere desesperadamente un mercado para colocar esa mercancía.

Así lo reveló el periodista Eligio Rojas durante una nueva emisión del programa dominical “Tubazos” el cual es transmitido a través de LaIguana.TV.

Comentarios Facebook

En este orden de ideas, el comunicador ofreció una serie de datos que recabó sobre el sujeto e indicó que el aumento de estas sustancias ilícitas que controla el grupo liderado por  “El Wilexis”, lo ha llevado “a replantear su estrategia de venta y buscar más mercados en los barrios vecinos y es por eso que este sujeto ha iniciado una campaña a fuerza de plomo en los sectores aledaños a José Félix Rivas, el cual es su principal mercado”.

Presuntamente, el dirigente de la organización criminal no cuenta con residencia fija en la mencionada zona petareña. Sin embargo, mantiene comunicación mediante videollamadas y otros medios con sus cómplices y los denominados “lugartenientes”, los cuales según explicó Rojas “son los que ejecutan la acción delictiva en José Félix Ribas”, que está principalmente orientada a la comercialización de droga, “un negocio similar al que tenía la Cota 905”.

Datos de “El Wilexis”

El presentador detalló sobre datos que contiene una ficha de un Tribunal de Ejecución sobre el individuo en cuestión, quien posee asignado un número de cédula de identidad, el cual fue consultado en el sitio web del Consejo Nacional Electoral y arrojó que «El Wilexis » está inhabilitado políticamente. 

Asimismo, el documento precisa que fue detenido el pasado 21 de abril del 2006 y llevado a juicio por homicidio calificado, por este delito recibió una condena de 17 años y 6 meses de prisión como pena principal. Para el 23 de octubre de 2023 terminaría de cumplir esa pena, sin embargo, hay un registro que evidencia su fuga el 17 de diciembre de 2008 del Internado Judicial de El Rodeo II donde permaneció encarcelado 2 años y 8 meses.

También describe rastros en el cuerpo como una cicatriz en la parte izquierda de la cara, una en la pierna izquierda y cinco en la derecha, además de dos en el intercostal izquierdo. Otro dato concierne a la dirección donde residía antes de ser capturado: Barrio José Félix Ribas, zona 9, callejón El Rincón.

Cuenta Rojas, que la banda está conformada por aproximadamente 150 hombres que poseen alrededor de 80 armas largas y 30 armas cortas.

«El Wilexis  vinculado en acciones desestabilizadoras contra el Gobierno venezolano  

Wilexis se encuentra enlazado a planes desestabilizadores y así lo confirmó el presidente Nicolás Maduro cuando lo acusó de ejecutar una acción destructiva en los días previos a la denominada “Operación Gedeón”, que consistió en el ingreso de sujetos armados por las costas de Macuto, estado La Guaira, y quiénes pretendían secuestrar al Jefe de Estado y entregarlo a Estados Unidos.

En esta maniobra participó la DEA, la cual habría contratado a la organización de “El Wilexis” para que mantuviera ocupados a los organismos de seguridad del Estado mientras un grupo entraba por las costas en una primera avanzada el 3 de mayo del año 2020.

Antes de esta fecha, en varios sectores aledaños a José Félix Ribas y a partir de las 4 pm ocurrieron tiroteos en múltiples oportunidades por parte de la banda liderada por “El Wilexis”.

Tras la desarticulación de la Operación Gedeón por organismos del Estado uno de los capturados en ese evento confesó el papel designado a «El Wilexis» en combinación con Richard Cammarano, quien está procesado por narcotráfico y se fugó el 4 de febrero de 2020 del Internado Judicial de Tocuyito, tres meses antes de la Operación Gedeón que tras su fracaso se encargó de sacar a Wilexis de Petare para resguardarlo, según información extraoficial.

Rojas señaló, que el 8 de agosto de este año se registró una balacera en el barrio 19 de Abril, sector próximo a José Félix Ribas donde resultaron muertos por arma de fuego dos jóvenes que Vivían en este lugar: Renzo Vaamonde Palacios (18) y Carlos Padilla (20).

“La explicación de esta acción violenta que conmocionó a todo el sector, es que a partir de ese día la situación no ha sido normal porque hay una especie de toque de queda en ese y en otros sitios. Vayan sumando factores que pudieran estar gravitando en esta violencia de la que les estoy comentando”, expresó el conductor del programa. 

El tren del Llano

Igualmente, Rojas se hizo eco de las denuncias que ha recibido de algunas víctimas que habitan en el municipio Pedro Zaraza con proyección hacia  Tucupido, Valle de la Pascua, Onoto, entre otras regiones del estado Guárico por cobro de vacunas, mensajes de texto o mensajes de voz y videos por parte de integrantes de el Tren del Llano.

En este contexto mencionó que estas personas con valentía acudieron a la Guardia Nacional Bolivariana y el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas y se encontraron con una muralla al momento de denunciar, ya que los dejaron esperando por horas y posteriormente al atenderlos les dicen: “No tenemos gasolina para trasladarnos a su finca y constatar lo robado o la situación que se presentó”.

Organismos de seguridad no responden a denuncias de las víctimas de grupos criminales

Rojas consideró que estas y otras situaciones lo llevan a concluir que la organización delictiva ha captado a funcionarios de cuerpos de seguridad con la intención de «desmoralizar al agroproductor de las zonas rurales y de esta manera desencadenar un estado de desmovilización que los lleve a abandonar el campo y quedarse con el control de ese territorio de Oriente y Guárico, porque por allí piensan diseñar una ruta segura para el transporte de droga procedente de Colombia», finalizó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook
center>