Apenas unos segundos de video bastaron para desatar la incomodidad de la cantante y actriz estadounidense Jennifer Lopez, luego de que se dieran a conocer momentos íntimos de su enlace matrimonial con Ben Affleck. 

El 26 de agosto, el medio TMZ publicó un video donde la actriz portaba su vestido de novia y le cantaba una canción al también actor, durante la ceremonia de bodas que conmocionó el mundo del espectáculo y se celebró en Georgia en una granja de lujo, propiedad de Affleck. 

Si bien los seguidores de la pareja celebraron la filtración del video, JLo expresó su rechazo a la publicación, pues consideró que traicionó su privacidad. 

«Esto fue tomado sin permiso. Punto. Y quien sea que lo haya hecho, se aprovechó de nuestro momento privado. No sé de dónde todos ustedes lo están obteniendo porque tenemos acuerdos de confidencialidad y les pedimos a todos no compartir nada de nuestra boda», reprochó la actriz y cantante en sus redes sociales. 

Jennifer Lopez, de 53 años, dijo que compartir imágenes de su fiesta nupcial es una decisión que compete únicamente a ella y a su esposo, por lo que el video distribuido por TMZ lo considera como un robo, ya que se intercambió por dinero. 

La pareja contrajo matrimonio 17 años después de su ruptura y ha tratado de mantener su vida al margen de los medios de comunicación. En 2021, Ben Affleck reconoció ante la prensa que el hostigamiento de los paparazzis y los periodistas provocó que terminara con JLo a inicios de la década. «Mi relación con Jennifer Lopez resultó ser esa historia sensacionalista en el momento en que ese negocio creció exponencialmente», comentó en su momento el protagonista de Batman. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook