Una mujer asociada a la organización criminal fundada por Carlos Enrique Gómez Rodríguez (El Conejo) fue detenida en el terminal de pasajeros de Maracay (Aragua), según fuentes policiales.

El procedimiento fue realizado por agentes adscritos a la Dirección de Investigaciones Penales de la Policía Nacional Bolivariana, quienes registraron a la detenida como Ariana Josefina Sánchez Coronado, apodada La Beba.

Esta mujer tenía una función bien delimitada en la banda del Conejo: era la encargada de movilizar de un sitio a otro armas de fuego y artefactos explosivos para las distintas operaciones de la organización delincuencial.

La Beba se disponía a viajar hacia Colombia por las trochas que circundan a San Antonio del Táchira, según confesó a los funcionarios que la detuvieron. En las próximas horas será presentada ante el Tribunal 24° de Control de Caracas desde donde le habían expedido una orden de aprehensión por la presunta comisión de los delitos de terrorismo y asociación para delinquir.

La banda del Conejo tenía su centro de operaciones en el municipio San Michelena (Las Tejerías), Aragua, donde planificaba extorsiones y secuestros contra comerciantes de la región. Pero luego, el grupo fue contactado por carteles del narcotráfico colombiano interesados en tener aliados en Venezuela para el diseño de rutas seguras destinadas al tráfico de drogas, según investigaciones.

Es por ello que El Conejo le dio cobijo a Carlos Revette (El Koki) cuando este fue expulsado de la Cota 905 mediante la Operación Gran Cacique Guaicaipuro I, desplegada en Julio de 2021 en el sudoeste de Caracas. El Koki y su organización delictiva también estaban contactados por grupos colombianos para la apertura de una ruta del narcotráfico que iniciaría en la Cota 905, pasaba por los altos mirandinos (Los Teques, San Antonio), entraba a Las Tejerías y se prolongaba hacia Carabobo y Guárico, entre otras entidades centrales.

Dichos planes quedaron frustrados en febrero pasado cuando los organismos de seguridad enfrentaron a la banda del Conejo y al propio Koki, quien quedó abatido en las montañas de Las Tejerías. Ese hecho ocurrió el 8 de febrero concretamente y desde ese día El Conejo anda prófugo. Fuentes especializadas comentaron que desde la cárcel de Tocorón le brindan protección.

(Últimas Noticias/Eligio Rojas)

Comentarios Facebook