En su más reciente entrega de «Tubazos», el periodista venezolano Eligio Rojas habló sobre los avances de la investigación en torno al asesinato del profesor Carlos Lanz.

Señaló que hasta la fecha, suman 12 los procesados, de los cuales, el Ministerio Público (MP) está solicitando enjuiciar a 11: Glenn Rafael Castellano Hernández, Maxyorisol «Mayi» Cumare Sequera (Esposa de Lanz), Tito José Viloria Carrillo, Zaida Elizabeth Suarez, Elis Eduardo Becerra Pulido, Alyeska Berenice Gil Cumare, Abyayala Esperanza Lanz Cumare, Oliver Alexander Medina Sánchez, Darwin Alejandro Zambrano, Diego Alexander Atherhotua Tamayo y Hely Enrique Pinto Moreno.

El periodista explicó que, de ese grupo, cuatro tienen medidas cautelares sustitutivas de libertad, es decir, están en sus casas con prohibición de salida del país y presentación periódica ante el tribunal, mientras que los siete restantes están tras las rejas.

Con respecto a la persona número 12, Maryuri Carolina Acevedo Durán, destacó que el MP solicita el sobreseimiento de la causa, pues ella es la doméstica que laboró en la residencia de Carlos Lanz y a partir de su declaración fue que empezó a esclarecerse el secuestro, desaparición y asesinato del sociólogo.

Específicamente, Acevedo reveló los problemas maritales entre Lanz y su esposa e identificó a dos parejas extramatrimoniales de Cumare: Oliver Medina y Glenn Castellano. Dicha aseveración es confirmada, a su vez, por Darwuin Alejandro Zambrano, quien era novio de Alieska Berenice Gil Cumare, hijastra de Carlos Lanz.

A raíz de estas confesiones, el Ministerio Público, a través de los órganos policiales auxiliares, detuvo a Castellano, quien admitió el plan para matar a Lanz, incluyendo el pago por parte de Cumare de 8 mil dólares para preparar la logística del asesinato: 5 mil dólares para un pran de Tocorón y 3 mil para Castellano.

Añadió que el MP mantiene como móvil de este crimen la oposición de Carlos Lanz a los negocios de corrupción donde estaban implicados su esposa Mayi Cumare, Tito Viloria y Zaida Suárez (pareja de Viloria).

Recordó que, según las confesiones de los detenidos, Viloria fue el encargado de sacar a Lanz de su casa el 8 de agosto de 2020, asegurándole que irían a una reunión en Mariara, pero cuando van por el camino, simula que ocurre un secuestro, donde dos de los sicarios enviados por el pran de Tocorón trasladan a Lanz –junto a Viloria, José Pinto Moreno y Pedro Basquetbol- a la finca La Fortaleza, ubicada en el caserío Las Garzas, en Cojedes, donde permanece esposado hasta la llegada de Glen Castellano.

Destacó que, en sus últimos minutos de vida, Lanz se encontraba rodeado de 5 personas: Viloria, Castellano, Pinto Moreno, Basquetbol y Elis Becerra (el capataz de la finca).

Añade que el profesor recibió dos disparos en la cabeza y su cadáver fue descuartizado -con dos machetes y un cuchillo- y arrojado a los cochinos.

Tras conocerse estos detalles, los fiscales del Ministerio Público se trasladan a la finca el 4 de julio de 2022, con un equipo conformado por expertos forenses y caninos adscritos al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), pero los encargados de la finca no permitieron el acceso de la comisión.

Posteriormente, refiere Rojas, se tramitó una orden de allanamiento que les permitió ingresar al lugar obteniendo los siguientes hallazgos: identificación de zonas por parte del equipo canino, en las que orientan la ubicación de posibles sangre y restos de cadáveres;  ubicación de una prenda de vestir (camisa blanca a cuadros), la cual fue reportada como la utilizada por Lanz al momento de su desaparición; además se determinó la existencia de sangre en una fosa, se hallaron restos de vértebras (las cuales están siendo sometidas a estudios actualmente) y se logró identificar al cuidador de la finca, Elis Becerra, de presunta nacionalidad colombiana.

De acuerdo con Rojas, ahora le corresponde al Tribunal donde el MP interpuso la acusación, convocar a una audiencia preliminar para debatir el caso. En dicha audiencia estarán presentes los 12 procesados con sus abogados y los fiscales del ministerio, y un juez decidirá si ordena o no la apertura de un juicio, así como acordar o no el sobreseimiento planteado por la Fiscalía en favor de la doméstica.

Según las fuentes del sistema judicial consultadas por el periodista, esa audiencia preliminar está pautada para el próximo 16 de septiembre.

Otros comentarios

Durante la transmisión, Rojas también se refirió al enfrentamiento registrado el pasado miércoles en la Cota 905, donde resultaron abatidos dos integrantes de la estructura delincuencial que allí operó por parte de una comisión de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Detalló que el enfrentamiento ocurrió en el sector Las Luces de la Cota 905, donde fueron neutralizados El Chacho y El Yeison, quienes, según sus fuentes, habían llegado recientemente de Colombia, para explorar la zona con el objetivo de introducir armas de fuego para retomar espacios destinados a la venta de drogas.

Recordó su comentario realizado en la edición pasada de «Tubazos», sobre la existencia de nueve organizaciones delictivas que están incursionando en el tráfico de armas de guerra, municiones y artefactos explosivos en el país.

En el caso específico de lo ocurrido en la Cota 905, aseveró que el objetivo de los criminales es custodiar la droga que piensan introducir en ese sector caraqueño.

Rojas también dedicó un comentario sobre el caso del estadounidense Wiliam James Vahey, conocido como el depredador sexual infantil más prolífico de la historia, según el fichaje del FBI, el cual también abordó en el programa anterior.

Al respecto, el periodista afirmó que todo lo comentado en esa transmisión sobre el caso fue aportado mayormente por los abogados Edy Méndez y Javier Pipkin, quienes están asistiendo a la única víctima que demandó por daño moral a Vahey. Recordó que, de las 30 víctimas certificadas por el FBI, que eran estudiantes de la Escuela Campo Alegre, solo una interpuso una demanda.

Reiteró que dicha demanda no prosperó en los tribunales de la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopnna), donde consideraron que allí no hubo delito, por lo que los abogados acudieron a la sala social del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y se está a la espera de una audiencia final.

Ahora bien, como nuevo dato, agregó que los abogados interpusieron un escrito en la comisión nacional de telecomunicaciones, reportando el silencio informativo que se produjo en ese caso, lo cual, a juicio de Rojas, es un punto digno de reflexionar.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook