Una joven ha sido detenida en la isla canaria de Tenerife (España) por fingir su secuestro para estafarle 50.000 euros a su madre. Para ello le mandó un video en el que aparecía amordazada, con sangre falsa en la cara y con uno de sus supuestos secuestradores amenazándola con un cuchillo mientras lloraba.

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas: la joven y cuatro miembros de la familia de su pareja sentimental. Según informa este lunes la institución en una nota de prensa, los investigadores descubrieron que la víctima ya había sido engañada en al menos tres ocasiones anteriores, en las que había entregado la cantidad total de 45.000 euros tras recibir tres cartas con amenazas contra la vida de su hija.

odo empezó con la recepción de un video en el que la joven pedía llorando a su madre que pagara en efectivo la cantidad exigida por los secuestradores, que debía ser entregado en un lugar concreto, para conseguir su liberación.

Los investigadores centraron sus pesquisas en el entorno más cercano a la joven presuntamente secuestrada, determinando la implicación en los hechos de la familia de su pareja. Además, descubrieron que la hija se encontraba en perfecto estado y libre, por lo que procedieron a la detención de las cinco personas por los delitos de simulación de delito y extorsión cuando todos se encontraban en un salón de juego.

En un registro domiciliario la Guardia Civil encontró el pañuelo con el que estaba amordazada la joven, un bote de sangre artificial y el cuchillo de grandes dimensiones con el que aparecía amenazada en la grabación. El caso fue resuelto por los agentes en menos de 24 horas.

(RT)

Comentarios Facebook