El presidente Nicolás Maduro demandó a los alcaldes y gobernadores que se aboquen a identificar los problemas de la población a través de inspecciones en el terreno, ello tras descubrir que una alcantarilla en la parroquia 23 de Enero continuaba dañada, pese a que él mismo formuló la denuncia en las instancias competentes hace seis meses.

«Yo mismo reporté la alcantarilla hace seis meses y no han hecho nada: ahí está la alcantarilla destruida y la gente pasando con sus carros, con sus motos, dañando el bien familiar», fustigó Maduro en una jornada televisada.

Así las cosas, el mandatario exigió a los gobiernos locales y municipales aplicar el método 1×10 del Buen Gobierno, con recorridos en sus ámbitos de acción para «buscar los problemas y encontrar las soluciones junto al Poder Popular».

«Hay que irse a las calles a buscar los problemas, porque los problemas no te van a tocar la puerta (…). Más bien, los jalamecates que a veces uno tiene, los ‘asistontos’ (…) terminan tapando los problemas», criticó, al tiempo que advirtió que esperaba que la alcantarilla dañada denunciada «esté resuelta en 48 horas junto al pueblo».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook