Movilizaciones por el 49no. aniversario del último golpe de estado en Chile terminaron hoy con represión de la policía contra manifestantes en Santiago, que fueron condenados por el presidente Gabriel Boric, quien además anunció un plan de búsqueda de desaparecidos durante la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-90).

Carabineros (policía) de Chile informó que se registró una serie de incidentes en el centro de Santiago, que se iniciaron en la Alameda, frente al palacio presidencial de La Moneda y continuaron en la comuna de Recoleta, en las cercanías del Cementerio General, donde cada año finaliza la tradicional movilización en homenaje a las víctimas del golpe.

«Encapuchados lanzan objetos incendiarios al personal de Control de Orden Público (COP) en Alameda cercano a Teatinos», informó la institución en redes sociales y agregó que «encapuchados lanzan fuegos de artificio al cuerpo de un carabinero, y artefactos incendiarios al personal de COP frente a La Moneda».

«Si queremos salir adelante, que no me queda duda, es la voluntad de la gran y abrumadora mayoría de los chilenos, volver a encontrarnos, tiene que ser en paz y sin violencia», dijo Boric sobre los incidentes, según los diarios chilenos El Mercurio y La Tercera.

«La democracia se construye con diálogo, respetando al que piensa distinto y nunca con violencia», subrayó el mandatario.

(Ámbito)

 

Comentarios Facebook