Este martes 20 de septiembre el opositor venezolano Humberto Calderón Berti, durante una entrevista televisiva, responsabilizó al prófugo de la justicia Leopoldo López, así como a la alianza derechista conocida como el G4, de todas las irregularidades que ocurrieron en la petroquímica Monómeros Colombo Venezolanos SA.

El experto petrolero, en este sentido, aseguró que sintió una «profunda vergüenza» tras el cambio de la junta directiva de la filial de Petróleos de Venezuela SA (Pdvsa). Según su perspectiva, los secuaces de Guaidó terminaron convirtiendo dicha compañía en «una piñata».

El ingeniero destacó que él mismo denunció la realidad que se estaba viviendo a lo interno de Monómeros. Indicó que esta situación, debido a las irregularidades presentadas, terminó generando tensión entre la dirigencia de Guaidó.

«Se trató de integrar una junta directiva formada por profesionales venidos, la gran mayoría, de la industria petrolera», señaló el también exministro de Energía y Petróleo.

«La primera junta que se integró eran casi todos de Pequiven y lamentablemente a los meses de estar ahí, por razones de tipo político, empezaron a hostigar de una manera impropia a los gerentes, porque no les daban lo que ellos querían», continuó.

«¿Entonces, qué hicieron? Sustituyeron la junta directiva, la desintegraron con representantes de cuatro partidos miembros del G4», agregó el experto petrolero. El denominado G4, por cierto, está integrado por los partidos opositores Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP), Un Nuevo Tiempo (UNT) y Acción Democrática (AD)

Calderón Berti, recordemos, en su momento fue designado como embajador de Venezuela ante Colombia por el también ultraderechista y para entonces presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, en su calidad de autoproclamado «presidente interino de Venezuela».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook