El Gobierno de México denunció este sábado la divulgación de una versión supuestamente completa del informe de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia de Ayotzinapa, con revelaciones desconocidas hasta la fecha sobre la desaparición de 43 estudiantes de la escuela rural de normal de maestros en Guerrero.

Luego de difundirse esta información, Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación y titular de la Comisión de la Verdad, lamentó y condenó la “grave filtración”. Vía redes sociales, pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) de México investigarla.

En su cuenta en Twitter, Encinas consideró que es “absolutamente irresponsable y una falta de respeto a los padres y madres de los estudiantes desaparecidos” la revelación del informe.

Ante esta situación, el funcionario pidió a las autoridades de la FGR abrir una carpeta de investigación para identificar y tomar acciones penales contra quien resulte responsable de filtrar el informe sin censura

El reporte publicado por un diario local mexicano, revela que la mayoría de los 43 estudiantes de escuela normal rural de Ayotzinapan fueron asesinados por un grupo criminal y no los quemaron en una hoguera como indicaba una anterior informe oficial del Gobierno durante la gestión del expresidente Enrique Peña Nieto.

La FGR evalúa una indagatoria dentro de la misma dependencia, en el entorno del personal de su Unidad Especial de Investigación y Litigación para el Caso Ayotzinapa (UEILCA), a cargo de Omar Gómez Trejo, quienes son los que pueden tener acceso a esa documentación.

La reporte filtrado de la Comisión para la Verdad y Accesos a la Justicia del Caso Ayotzinapa relaciona al expresidente Peña Nieto en el caso y acusa al entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, de ser el autor intelectual, pero ya obtuvo una sentencia absolutoria del caso por parte del juez federal Samuel Ventura Ramos.

Por su parte, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), emitió un comunicado en el que también lamenta la filtración del informe, por considerar que revictimiza a las familias de los normalistas.

Sin embargo, hizo un llamado a investigar a los funcionarios que filtraron el documento, y no a la prensa que lo divulgó.

El informe de la Comisión para la Verdad, presentado el pasado 18 de agosto, concluyó que la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa fue un “crimen de Estado” en el que estuvieron involucradas autoridades de todos los niveles y que no hay indicios de que estén vivos.

(teleSUR)

Comentarios Facebook