En Desde Donde Sea, el analista político Miguel Ángel Pérez Pirela comentó que desde finales de agosto Ucrania ha retomado posiciones –algunas de ellas estratégicas– en zonas que Rusia controló con relativa rapidez tras el inicio de las hostilidades, a finales de febrero.

Por ello, en su opinión, no resulta inapropiado pensar que el envío permanente de armas, instructores de campo, asesores militares y dinero a manos llenas han sido extremadamente importante para esos fines.

El analista observó que si se hila más fino, se aprecia que, muy por sobre todo, los avances en el sureste ucraniano le han dado al gobierno de Volodímir Zelenski una bocanada de oxígeno para exigir cada vez más y vender exitosamente la especie del fracaso de las fuerzas rusas ante un ejército aparentemente más débil y desprovisto.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook