El filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela, en su programa Desde Donde Sea, destacó que aunque la declaraciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre la necesidad de negociar urgentemente la paz en Ucrania no contenían ninguna directriz concreta, pero eso no detuvo a portavoces del gobierno ucraniano y al propio Volodímir Zelenski de acusar al mexicano de prorruso y de sindicarle de usar el conflicto en favor de sus propias «relaciones públicas».

López Obrador no se quedó callado ante la respuesta de Kiev y defendió su iniciativa con el argumento de que imperaba salvar vidas y aliviar el sufrimiento de los ciudadanos de los dos países, así como frenar los efectos de la guerra en el resto del mundo.

Comentarios Facebook

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook