El filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela, en su programa Desde Donde Sea, destacó que, en correspondencia con la posición de las autoridades mexicanas, el mandatario colombiano, Gustavo Petro, se negó a condenar tajantemente a Rusia, aunque criticó sus acciones militares en Ucrania, a las que comparó con las invasiones estadounidenses en Irak, Siria y Libia.

Del mismo modo, Petro manifestó que en un debate con la OTAN propuso la inclusión de las invasiones en la lista de delitos internacionales, lo que haría posible que los países que agredan bélicamente a otros sean juzgados en la Corte Penal Internacional.

En su decir, esta garantía jurídica matizaría los efectos de los respaldos políticos emanados desde el Consejo de Seguridad de la ONU a ciertas intervenciones armadas –como ha sucedido a lo largo de la historia– y que en la práctica se traducen en un doble rasero para juzgar un asunto que siempre es negativo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook