La tarde de este viernes 30 de septiembre, el exdiputado Juan Guaidó recibió literalmente un baño de té frío tras ser confrontado por una ciudadana en las inmediaciones de una emisora radial en Puerto Cabello, estado Carabobo.

Según un video que circula en las redes sociales, Guaidó mostraba a un grupo de personas rastros de los supuestos ataques con piedras y balas sobre su camioneta, cuando una mujer le gritó «ladrón» y «traidor».

El exparlamentario intentó quitarle hierro a la situación, respondiendo que era «el ladrón de su corazón». Aparentemente, este dicho enfureció a la dama, que procedió a vaciarle una botella de té helado que tenía en la mano, mientras otras personas secundaban la acción gritándole «ladrón».

No es la primera vez que este político ultraderechista es agredido en apariciones públicas. Meses atrás, activistas de la oposición en Maracaibo cargaron contra él en una cancha y pocos días después de ese incidente fue echado a golpes de un restaurante en Cojedes.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook