Estados Unidos anunció este miércoles nuevas medidas para controlar la migración venezolana: un programa que da estatus legal por dos años a quienes llegan en avión y la expulsión inmediata de quienes crucen la frontera por México y no tengan un patrocinador en suelo estadounidense.
 

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) informó de la creación de un nuevo alivio migratorio para los venezolanos, similar al que ya existe para los ciudadanos de Ucrania, que concede un estatus temporal de dos años a quienes dispongan de un espónsor en EE.UU.

En paralelo, el DHS devolverá a México a los venezolanos que sean interceptados después de atravesar la frontera sur y que no tengan patrocinador en EE.UU.; las expulsiones serán llevadas a cabo bajo el Título 42, una normativa de salud pública impuesta al inicio de la pandemia y heredada de la Administración del expresidente Donald Trump (2017-2021).

Comentarios Facebook

(EFE)

Comentarios Facebook