Los países occidentales prácticamente sabotearon la votación en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la investigación de las actividades de biolaboratorios de EE.UU. en Ucrania, denunció este sábado el jefe de las Tropas de Defensa Radiológica, Química y Biológica de las Fuerzas Armadas de Rusia, Ígor Kiríllov.

El alto militar destacó que, pese a que el Consejo no pudo activar un mecanismo para analizar los materiales presentados por Moscú, los resultados de la votación evidencian que la actividad biológica de la Casa Blanca en Ucrania «plantea dudas incluso entre sus aliados más cercanos».

Comentarios Facebook

Según el representante ruso, en la doctrina se vislumbra el intento de Washington de inmiscuirse en los asuntos internos de otros Estados, dado que EE.UU. estipula responder a amenazas biológicas incluso si surgieran fuera de su territorio. Asimismo, el alto militar sostuvo que en el intento de evitar acusaciones sobre actividades militar-biológicas, el Pentágono restringirá la participación de sus especialistas en los proyectos extranjeros y optará por contratistas civiles. De esta forma, el país pretende reforzar su «control global» en la materia.

Por otra parte, muchas de las actividades de la Agencia  para la Reducción de las Amenazas de EE.UU. (DTRA, por sus siglas en inglés) se ocultan «cuidadosamente incluso a los propios estadounidenses». Entre la información borrada, se destacan los resultados de los experimentos biológicos en Ucrania, afirmó Kirílov.

Asimismo, acentuó que los datos revelados hoy confirman la colaboración entre Kiev y Washington en este ámbito. «Los documentos publicados confirman una vez más la cooperación entre Kiev y Washington, así como los intentos de establecer un control sobre los agentes patógenos en los laboratorios ucranianos», detalló.

(RT)

Comentarios Facebook