El filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela, en su programa Desde Donde Sea, precisó las razones geopolíticas que motivaron una campaña de boicot contra el Mundial de Catar, unas derivadas de la guerra proxy entre Rusia y la OTAN que se libra en Ucrania y otras asociadas a las pugnas de poder en la región del Medio Oriente.

Sobre lo primero apuntó que el país árabe, con un PIB similar al de Hungría pero con menos de tres millones de habitantes, es uno de los principales reservorios de petróleo y de gas natural del globo.

Comentarios Facebook

De este modo, explicó, la combinación entre altos ingresos y una población pequeña, han hecho de su capital, Doha, uno de los principales centros de negocios de la península arábiga en la que numerosas trasnacionales europeas y estadounidenses han decidido asentarse, sin denunciar ni expresar preocupaciones sobre las libertades civiles en el emirato.

También recordó que en febrero de 2022, dos días antes de iniciaran formalmente las hostilidades en Ucrania, Catar alojó la sexta Conferencia de Países Productores de Gas y entonces, Estados Unidos intentó presionar al emirato para que desviara parte de su producción hacia Europa.

El ministro de Energía catarí no solo se negó a la demanda de la Casa Blanca sino que intuyendo un eventual paquete de sanciones contra Moscú, advirtió que ninguna nación estaba en capacidad de reemplazar a corto plazo los hidrocarburos rusos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook
center>