El subcampeón mundial de apnea profunda, el español Miguel Lozano, sufrió recientemente un susto que difícilmente va a olvidar. Se encontraba intentando batir el récord mundial de apnea (buceo sin botellas de oxígeno) cuando a 125 metros de profundidad en las costas de Honduras sufrió un síncope o desmayo.

Afortunadamente, el equipo de salvamento actuó con mucha celeridad. Tal y como se aprecia en el vídeo que el propio Lozano subió a sus redes sociales el 28 de noviembre (y que se ha hecho viral), un hombre inerte (el propio Lozano) es izado por otro grupo de apneístas gracias al cable de seguridad.

Comentarios Facebook

A medida que pasan las secuencias del rescate, aparecen sobre ellas algunas frases que explican el proceso de su salvamento. Así, se ve que lo primero que hacen los rescatadores es taparle la boca. Tras esta acción se ve que Lozano, que estaba inmóvil, reacciona.

La segunda fase del rescate consiste en desconectar el dispositivo que unía a Lozano con el mencionado cable que aparece en la imagen, para que la víctima y los rescatadores puedan tener más libertad de movimiento. Finalmente, el tercero consiste en que el grupo de buceadores transportan a Lozano a toda velocidad hacia la superficie.

El video, que dura 31 eternos segundos, finaliza cuando por fin el buzo accidentado emerge a la superficie con la ayuda de los demás. Allí lo esperan, a bordo de un barco, los encargados de darle asistencia médica.

Ya completamente repuesto del accidente sufrido al intentar batir el récord de buceo de apnea -su marca más profunda es de 122 metros-, Miguel Lozano publicó el video de su rescate y escribió: “Solemos tratar de ocultar los accidentes en la apnea para no dar una mala imagen y acercar la apnea al gran público. Rara vez se produce un síncope, pero cuando ocurre, como parte de nuestro deporte y con los protocolos adecuados, como pueden ver en el vídeo (y como pasaría en otros deportes como la escalada), no tuve consecuencias”.

Su relación con Ibiza y un curso que dará en Formentera

El catalán Miguel Lozano, afincado en las Islas Canarias, ha estado habitualmente en Ibiza, sobre todo en visitas profesionales. Por ejemplo, en 2013 impartió clases de relajación y apnea estática en la piscina pública de Can Coix, en Sant Antoni.

Pero además, en octubre de 2023, concretamente los días 20, 21 y 22, ofrecerá un curso de apnea combinado de Nivel 1 y 2 en Formentera. Los requisitos para el curso de Nivel 1 es saber nadar y tener 18 años (aunque pueden hacerlo niños de 12 con un consentimiento firmado de los padres) y para el de Nivel 2 tener, además, el Nivel 1.

(diariodeibiza.es)

Comentarios Facebook
center>